domingo, 22 de noviembre de 2015

Nunca he sabido de gente seria que haya alcanzado a Dios.


La gente muy rígida, incapaz de disfrutar nada, incapaz de siquiera de disfrutar un buen sueño, son aquellos que se interesan en Dios por razones equivocadas. Piensan que tienen que buscar a Dios porque la vida es inútil y vana. Acuérdate: Su Dios esta en contra de la vida...

Dios es la plenitud misma, es la fragancia misma de la vida. Dios es la unidad orgánica total de la vida. Dios no es algo que exista como una roca muerta. Dios no es estático. Dios es un fenómeno dinámico. Dios no existe, sucede...  Y cuando Dios sucede, todo sucede, los árboles, las estrellas, los ríos. En mi opinión la capacidad de disfrutar es la puerta. Nunca he sabido de gente seria que haya alcanzado a Dios. La seriedad es la barrera, la actitud equivocada. Todo lo que te vuelve serio es irreligioso. No vayas a una iglesia donde te vuelves serio.

-OSHO

jueves, 19 de noviembre de 2015

Amo tus secretos, tus miedos, tus defectos...


Amo tus secretos, tus miedos, tus defectos,
porque también  ellos hacen parte de ti cuando hacemos el amor.
-Edwin Vergara 

El rojo es el color del amor con razón


El rojo es el color del amor con razón, según un nuevo estudio, ya que vuelve amorosos a los hombres cuando ven a una mujer vestida de rojo.

Desde los antiguos rituales a los corazones de papel glasé rojo del día de los enamorados, el rojo siempre fue el color de la pasión carnal, del romance, en muchas culturas a lo largo de la historia.

Psicólogos de la Universidad de Rochester realizaron cinco experimentos para probar cómo afectaban los colores la actitud de los hombres hacia las mujeres.

En uno de los experimentos, los sujetos debían ver fotos de una mujer que tenía un marco rojo o blanco, mientras se le hacía una serie de preguntas como por ejemplo: ¿qué tan linda crees que es esta persona?”. En otros experimentos se contrastó el rojo con diferentes colores como el gris, el verde y el azul.

En el estudio final, se coloreaba la remera de la mujer de forma digital con diferentes colores, el rojo incluido, por supuesto. En este experimento no sólo se les preguntaba si les parecía linda la mujer, sino que planearan una hipotética cita con ella. Por ejemplo, se les decía “imagine que está en una cita con esta mujer y tiene 100 dólares en la billetera. ¿Cuanto estaría dispuesto a gastar en la cita?”.

En todos los experimentos que incluyeron el rojo, tanto en los marcos como en la ropa, la mujer (siempre la misma) fue ranqueada como más atractiva y más sexualmente deseable que esa misma mujer con otros colores.

Y por supuesto, los hombres decidían gastar más dinero en la cita imaginaria con la mujer que vistiese de rojo, que con la misma mujer cuando vestía otros colores. Así que… mujeres lectoras de Depsicología, ya saben, si quieren una buena cita, y que el hombre se porte bien y amoroso, ¡vistan de rojo!

“Es fascinante cómo algo tan ubicuo como el color puede tener un efecto sobre nuestro comportamiento sin que nos demos cuenta”, dijo Andrew Elliot, uno de los autores del estudio.

Al parecer el rojo tan sólo tiene que ver con el atractivo, no tiene ningún efecto en cómo se percibe la inteligencia de una mujer o cualquier otro tema. Y tampoco se pudo demostrar que tuviese un efecto en cómo las mujeres perciben a los hombres.

El estudio fue publicado en el Journal of Personality and Social Psychology.

Fuente: Livescience



miércoles, 18 de noviembre de 2015

Las locuras que usted haría por amor


Hacer el oso sin importar quién lo mire es una de las opciones que se dan cuando de hacer locuras por amor se trata.

Incluso hacer cientos de papeles o volantes para expresar todo el amor que se siente por una persona y repartirlos justo en la universidad donde ella estudia.

Lo mismo, cantar de la forma más desentonada posible pero con el único propósito de que lo perdonen o se casen con usted.

Y por supuesto no queda por fuera la pancarta frente a la casa, el pasacalle con frases de amor, la avioneta con un pendón que diga ‘Te amo’ y cuantas cosas pueda imaginarse que salen incluso de las películas.

Lo cierto es que algunos hasta se cortan el cabello, se quedan calvos, se quiten una ceja o duermen frente a la casa de su pareja hasta que les abra la puerta para hablar.

Otros caminan infinidad de kilómetros, se cambian de ciudad, se hacen tatuajes o gastan todo su dinero y se devuelven a pie porque ya perdieron la ruta del bus y prefirieron prolongar la visita.

¿Y usted, qué locura ha hecho o haría por amor?

Algunas locuras por amor

1 Atravesar ciudades o un país entero para encontrarse con esa persona. Incluso sin conocer el lugar, la dirección donde vive o el idioma que se habla.

2 Cortarse el cabello, quitarse una ceja, quedar totalmente calva para recuperar ese amor.

3 Dejar a un lado esa oferta tentadora de trabajo por irse al lugar donde trasladaron a su pareja.

4 Arrodillarse en un lugar público para confesar su amor, cantar sin tener idea del oso que está haciendo frente a otros, sólo por dedicarle canciones y hacerla sonreír.

5 Escaparse por la ventana a altas horas de la noche sólo para ver a esa persona y arriesgarse a una fractura. Si es más arriesgado, perderse todo el puente festivo y esperar el regaño cuando aparezca.

6 Tatuarse el nombre de esa persona. Finalizada la relación debe acudir al láser porque se acordará de lo mal que le fue apenas vea ese nombre en su piel.

7 Organizar una boda improvisada, así usted haya soñado toda la vida con una iglesia llena de flores y un vestido blanco. Pero como usted no quiere dejar a esa persona, corre y se casa en un pueblo, a escondidas y con dos padrinos que acaba de conocer.

Locuras no tan agradables

1 Esta es una locura que no resulta ser nada agradable. En este punto se ubican las personas que terminan convertidas en fiadoras por amor, que asumen las deudas de la pareja, que gastan todo su sueldo cubriendo las necesidades del otro. Al final, queda la ruptura, varias cuentas por pagar y su nombre reportado en data crédito.

2 Perder a los amigos cercanos. Convertirse en el perro guardián de la pareja y cerrar las puertas a los amigos es demasiado contraproducente. Sobre todo cuando le dicen adiós, termina en el traste de la basura y necesita un hombro para llorar.

3 Perder toda autonomía de su vida, sacrificar sus estudios, descuidarlos y creer que es una lámpara de Aladino para cumplirle los deseos a su pareja, así tenga que endeudarse, pelear a capa y espada, etc.

Preguntas y respuestas
Luz Elena de la Rosa Puello / Psicóloga especialista en psicoterapia de pareja y trastornos afectivos.

¿Cuándo saber que esa locura que hacemos por amor ya está agrediendo nuestra integridad personal? 

Lo significativo es ser auténtico, no perder su esencia. Sin ostentaciones, que “la locura” le permita sentirse seguro consigo mismo y sobre todo sentirse correspondido para no entrar en el juego del amor vs desamor. Es recomendable tener en cuenta qué tanto lo retroalimenta la pareja. El enamorado puede disfrutar de un amor sano, alimentado por la inteligencia, el realismo y el optimismo.

¿Cuáles son los principales casos que se dan en consulta en cuestiones de amor y que llevan a la persona a tener comportamientos inesperados?

Casarse en forma repentina después de un corto periodo de noviazgo.

Escapadas en tiempo laboral desde algún país en otro continente para ver a su pareja un fin de semana y afrontando las consecuencias y el riesgo de ser despedido.

Un manejo desorbitado del amor desencadenado en cuadros neuróticos o en intentos de suicidio.

Todas las personas han hecho una que otra locura por amor. ¿Por qué se da este tipo de comportamientos?

Los enamorados pierden los prejuicios y la capacidad de crítica sobre sus parejas. Toda emoción, como el enamoramiento, tiene su correlación con lo fisiológico, presentan cambios como la dilatación de pupilas, sudoración, el corazón se acelera y generan gran carga de ansiedad; también tiene un componente semántico, en donde priman las emociones. Al amar nos involucramos en el mundo del otro, y al hacerlo asumimos nuevas actitudes y generamos estrategias que pueden convertirse en parte de nuestro repertorio conductual en la conquista.

Cuando la intensidad del deseo es grande o cuando el afecto se convierte en pasión, la persona puede cambiar sus valores, transformar sus creencias e inclusive darle un nuevo sentido a su vida como una opción no tan saludable.

Los adolescentes y sus locuras

Es posible que usted haya sufrido más de un dolor de cabeza porque su hija se escapó esa noche y regresó a altas horas de la madrugada, o que incluso su hijo adolescente se fue sin avisarle todo un puente festivo, no la llamó y resultó en una finca con todos sus amigos y su novia.

¿Por qué los adolescentes son tan compulsivos en cuestiones del amor?
Según explicó la psicóloga Ana Juliana Becerra, “el adolescente mira las situaciones como un todo o como nada. Por lo general los adolescentes tienen un apego inmaduro, no ven consecuencias de lo que hacen y si las miden no son muy concientes. Ellos todavía tienen la percepción de que si no se ama con toda la pasión, no se está amando”.

Para la psicóloga Conchita Ramírez, “los adolescentes están tratando de descubrirse así mismos y descubrir el amor, son muy fantasiosos, crean como una especie de dogma, pierden el juicio, se vuelven muy idealistas”.

¿Qué pueden hacer los padres cuando el hijo se escapó todo un fin de semana y no avisó o la niña huyó por la ventana para irse a ver con el novio?

“Es importante ser directos. Después de la preocupación, de no saber dónde está el chico, es importante escucharlos. A partir del diálogo se llegan a acuerdos, ellos pueden racionalizar y es una forma de ayudarles a madurar en el amor”, explicó Ramírez.

Locuras en los adultos

Las manifestaciones en público, la arrodillada, la canción frente a todos pueden ser parte de las locuras que algunas mujeres consideran interesantes durante su época de conquista.

Según explicó la psicóloga Conchita Ramírez, “todo es producto de ideas preconcebidas, como forma de expresar el amor, el sacrificio por la otra persona. Es cierta alienación en nombre del amor”.

Este tipo de manifestaciones son válidas si no son nocivas para la persona que las recibe o para quien las da, ya que están vistas como una forma de expresar sentimientos.  

En ocasiones se puede caer en la misma humillación.

Fuente: Vanguardia.com

He amado hasta llegar a la locura


He amado hasta llegar a la locura, y eso que llaman locura, para mí, es la única forma sensata de amar.
-Françoise Sagan




♪ ♫ ♩ ♬
A donde crees que te vas a esconder 
si ni un fantasma no se puede escapar 
a donde crees que te vas a subir 
si no hay montaña que no pueda escalar... 

y tu y yo 
y tu y yo 
y tu y yo 
estamos locos de amor... 

sábado, 14 de noviembre de 2015

¿Los hombres prefieren a la “chica mala”?


Los hombres saben exactamente el tipo de mujer con la que tienen que estar para tener una relación feliz y saludable. Pero, ¿adivinen qué? No la van a elegir. Preferirán a la otra chica, la que romperá sus corazones.

Los hombres eligen la “chica mala” en vez de a la “buena” cuatro de cinco veces. A pesar de que saben que la elección de la “chica buena” es una sabia decisión, casi nunca la eligen a ella. ¿Sabes por qué?

1. Los hombres confunden lo “malo” con lo sexy

Lo “malo” es emocionante. Los hombres, literalmente, han logrado incorporar la palabra en su vocabulario como sinónimo de “sexy”. Usan frases cómo, “Cielos. Qué mala“.

Encontramos entonces que lo malo es sexy debido a que las cosas que un hombre planea hacer con una mujer “mala” son atrevidas, distintas, intensas. Lo malo se presta a la travesura, a probar lo prohibido, y eso es sexy.
 2. Los hombres son tomadores de riesgos

Aquellos que los evitan son considerados débiles. En general, un hombre deberá tomar distintos riesgos en un momento u otro de su vida.

Desde luego, será signo de debilidad si no “apuesta” por esa guapa “chica mala” que tomó la iniciativa y deja de lado la madurez y la inteligencia.

3. Las “chicas malas” son generalmente mejores en la cama

En realidad, lo que muchas chicas “malas” tienen es un buen ojo para el hombre inexperto. En público se comportarán distinto que cuando se encuentren a puerta cerrada; entonces, mostrarán lo deshinibidas que pueden ser.

Las “niñas buenas”, en cambio, son “recatadas”; digamos que son el tipo de mujer que toda madre desearía para su hijo. Es cierto, quizá no son tan buenas en la cama a falta de un espíritu aventurero.

4. Aunque no suena lógico, algunos hombres disfrutan del dolor emocional

Sí, son masoquistas. No disfrutan el dolor en sí, por supuesto, pero disfrutan de sentir demasiado. La mayoría de las mujeres no tienen idea de lo que un hombre experimenta a un nivel físico más profundo.

Así pues, las “chicas malas” los lastimarán, pero les recordarán que aún siguen respirando.

5. Las chicas buenas son aburridas

La mejor manera de explicarlo es  la siguiente: para la mayoría de los hombres las “chicas malas” son como una cubeta de alitas picantes: saben que van a arrepentirte cuando se las acaben, pero son realmente buenas.

Por otra parte, las chicas buenas equivalen a una ensalada: es buena para ti, es la decisión mas saludable.  Sin embargo, como hemos dicho antes, cuatro de cinco veces los hombres prefieren las alitas picantes.

6. Los hombres prefieren a las mujeres que no pueden conocer completamente

Si pueden imaginar cómo es una chica por completo, es decir, adivinar su interior, les resulta aburrido. La mayoría de los hombres aman tener un poco de intriga en su vida… Y las “chicas malas” son misteriosas por naturaleza. Son reservadas y difíciles de alcanzar. No son sencillas de atrapar y son casi imposibles de mantener.

7. Los hombres no buscan a una mujer pensando: ¿será una buena madre?

Si los hombres pensaran de esta manera, seguramente la tasa de divorcios se reduciría a la mitad. A los hombres no les gusta la idea de imaginar relaciones demasiado a futuro porque muchos de ellos tienen problemas con el compromiso.

8. Les gusta una relación llevada (por lo menos un poco) al límite

A los hombres les gusta verse obligados a permanecer en estado de alerta, intrigados y con cierta inseguridad. Cuando dos personas se dejan de impresionarse el uno al otro, la relación seguramente estará por tambalearse.

9. A los hombres les gusta la incertidumbre

Las mujeres quieren que su hombre esté allí para quedarse. Y a los hombres les gusta preocuparse por la posibilidad de perder a sus mujeres, no desean la certeza de que las tendrán para siempre.

Así pues, los hombres quieren, como también las mujeres, lo que no pueden tener. Las “chicas malas” no parecen buscar una cosa seria, y es por eso que capturan el interés de tantos hombres.

10. Los hombres aman el peligro

¿Has conocido a un hombre que no le gusten las películas de acción? ¿Que no le guste ver peleas, carreras o deportes de riesgo? Por supuesto que no. Los hombres, en general, aman el peligro.

No tanto estar en una situación de peligro, sino verlo desde la distancia. Las “chicas malas” son un tipo de peligro con el que se sienten lo suficientemente cómodos como para vivirlo de cerca.

11. Sienten como si lo bueno fuera fácil de conseguir (por supuesto, están equivocados).

Lo que está “mal” parece más como un reto, y los hombres aman los buenos desafíos; les gusta verse como conquistadores.

Las chicas malas pueden parecer un desafío mayor, aunque una chica “buena” e inteligente es en realidad un verdadero reto: con ella el hombre tendrá que demostrar su valor constantemente. Probar algo que la mayoría no puede hacer: que es un buen hombre.






Me gusta pensar que voy a verte. No sé en que lugar...


Me gusta pensar que voy a verte. No sé en que lugar, ni en que estación o circunstancia. No sé si hoy, mañana, en unos años o en alguna otra vida. No sé si siendo niños, jóvenes  o ancianos; en forma de personas, de agua de piedra, flor y tierra o lluvia y cielo. Sólo pensar que voy a verte de algún modo; en algún tiempo en que nuestros destinos coincidan nuevamente. Sólo pienso en eso. Me gusta pensar que voy a verte.
-Eric Leunam 

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Soy la amante de mi ex marido


La venganza es un plato que se sirve frío. Unos años después, nos vengamos de la mujer que nos quitó el marido, o el novio. Nos convertimos en su amante. De pronto somos nosotras las que le provocamos los orgasmos más explosivos, y mejor, si somos unos años mayores que ella.

Eso le pasó a Meryl Streep en la película “Its complicated”, cuando diez años después de su divorcio su ex marido vuelve a sus brazos y se enganchan en tener una aventura. La película es fantástica y muy divertida, y no es cuestión de matar por este medio el final, pero sí  ponderar que muestra lo peligroso que es incurrir en este tipo de juego con los ex (ya no sólo ex maridos, si no ex en general).

Uno puede engañarse diciendo cosas como: “ha pasado mucho tiempo”, “yo lo controlo”, y dejarse arrastrar por el subidón engañoso de ego que produce volver a gustarle a alguien que se fue de nuestra vida, especialmente si nos encuentra en un momento de soledad y confusión.

“Mejor malo conocido”, puede uno pensar en una mirada rápida. Y bueno, de algún modo ese otro conoció las llaves para seducirnos, y en eso casi nunca cambiamos.

De si es aconsejable o no, dependerá de los casos particulares de cada historia y de cómo estén las dos personas involucradas, pero lo que sí es cierto es que vale la pena detenerse a evaluar los riesgos y esclarecer, más que los “por qué”, los “para qué”.

Si es cierto que ya no hay nada, lo más seguro es que la idea de tener un romance después de pasado el tiempo no nos llega a movilizar. En ese caso ni nos lo planteamos y esa es la auténtica señal de que ya todo terminó.

En los casos de nos inquiete y nos lo planteemos, entonces es momento de sopesarlo bien. Si lo ponemos como una opción será porque algo se nos mueve y casi nunca –sobre todo en el caso de las mujeres- es algo simplemente físico. Alguien que en su momento nos ocupó el corazón, guarda un poder que según en qué momento lo podrá usar y el resultado puede no ser precisamente favorable para nosotros.

La película de Nancy Meyers demuestra que en el caso de esa ex pareja en particular, ella resulta como la gran perjudicada, porque mientras él, aunque en ese momento no le fuera bien, estaba casado con la mujer por quien la dejó; ella todavía no había conseguido rehacer su vida sentimental.

En el caso de ella, que había recibido terapia, le sirvió para saldar el tema y seguir adelante; pero no todas las mujeres separadas se tomaron el trabajo de reposicionar su interior y restablecerse luego de una ruptura dolorosa.

Estos casos suelen darse de forma más “saltarina” en los casos de noviazgo, porque de algún modo se perciben esas relaciones como menos tajantes que los matrimonios. Entonces es mucho más fácil que se incurra en la confusión, y si el gusto sexual no ha muerto, se tienda a repetir de vez en cuando bajo los mismos supuestos.

 En general se puede decir que los hombres pueden disfrutar de este tipo de “confusiones” (con sus excepciones si son ellos los que no han rehecho su vida sentimental y quedaron heridos y con cosas pendientes), porque por naturaleza pueden separar el disfrute sexual de las emociones.

Para las mujeres  resulta una salida cómoda. Se puede creer que la situación es ideal porque les resuelve sus necesidades sexuales sin arriesgarse a conocer a alguien nuevo, y ahí entra comienza peligro. Se cree que se sigue siendo libre y estando abiertas a alguien más, pero en el fondo lo que suele pasar es que se estacionen en esa zona de confort y clausuren su búsqueda.

Casi siempre, vale la pena recordar aquella frase que dice al pasado hay que dejarlo dormir en paz”.

Fuente: http://www.laurallo.com/






lunes, 9 de noviembre de 2015

Las mujeres, caen muy fácil ante un mentiroso



EL MENTIROSO:
—¿Sabes qué es curioso?
—¿Qué?
—Que ustedes las mujeres, caen muy fácil ante un mentiroso, ante una persona que aparente ser "bonita": que las llene de regalos, que las trate bien, que quizás hasta les escriba un par de versos... es realmente fácil aparentar ser algo que uno no es, solo para gustarles.
—Oye, eso suena bastante brusco y feo. No creo que todos finjan ser así (aunque vaya que me he topado con muchos mentirosos).
—Lo siento, es verdad. Ya traía razón ese dicho que reza: “al hombre se le conquista por los ojos y a la mujer por el oído”.

Blaster —Conversaciones Casuales



♪ ♫ ♩ ♬
Miénteme una eternidad
que me hace tu maldad feliz.

Y que más da
la vida es una mentira.
Miénteme más
que me hace tu maldad feliz.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Una interesante leyenda del primer vino


El Rey del Imperio Persa había ordenado que se cosecharan las uvas y se guardaran en el depósito del castillo, así fue cómo lo hicieron y después de algún tiempo la fruta empezó a fermentarse.

El intenso olor que emanaba del depósito del castillo fue creando rumores en el Imperio, se decía que el Rey guardaba veneno en los toneles.

Es en esta instancia donde se descubrirá lo que en realidad había en dicho depósito, ya que una cortesana, quien había perdido los favores del Rey (aunque también se dice que sufría de una fuerte migraña), decidió suicidarse.

Jamishid, una de las damas del harem del Rey persa, trataría de quitarse la vida con el supuesto veneno que era guardado en los toneles en el depósito del castillo. Al beber el zumo que había sido obtenido de la fermentación de la uva todo habría de ser esclarecido.

La cortesana se queda dormida después de haberse embriagado y al despertar siente más aliviada y que la tensión ha desaparecido. Luego siguió tomando esta bebida, convirtiéndola en su fuente de alivio tras tanto estrés sufrido anteriormente.

Es así como avisa al Rey de esta espirituosa bebida, quien comparte este descubrimiento con su corte y finalmente con la totalidad de su reino.

Una historia de amor

Como era de esperarse para terminar la leyenda y después del descubrimiento de esta bebida, Jamishid recupera el favor del Rey, sus problemas habían terminado y se podía disfrutar del vino por primera vez.

Como antes mencioné, esta puede que no sea una historia real y tenga diferentes versiones pero es una interesante leyenda del primer vino. Aunque, es importante rescatar que el vino se originó en la Mesopotamia. 

Fuente: http://www.imujer.com/



♪ ♫ ♩ ♬
A mi no me cuenten penas 
ni me hablen de sufrimientos 
yo quiero vivir cantando 
y andar sin rumbo como anda el viento. 

Ser libre como las nubes 
que ruedan sin descansar 
querer como quiere el río 
que besa y besa y después se va 

Un vaso de vino 
guitarra y canción 
andar los caminos 
a la buena de Dios 

sábado, 7 de noviembre de 2015

Si usted me va a querer, quiérame plenamente...


Si usted me va a querer, quiérame plenamente, incluyendo los errores que me suceden en el día a día. Si me va a brindar amor a medias, váyase al carajo, porque esas borrascas sentimentales no me simpatizan para nada…
-Juan Pablo Silva

jueves, 5 de noviembre de 2015

martes, 3 de noviembre de 2015

Escapa. De todo y de todos.


Escapa. De todo y de todos. Y cuando creas que estás lo suficientemente lejos, piensa en quién querrías ahí contigo. Así sé yo quién es importante en mi vida. 
-Carlos Miguel Cortés 

Carta de la que alguna vez fue “La Otra”

 

Hace algunos años me enamoré. Me enamoré profundamente. Encontré en este mundo absurdo lo que pocos encuentran, encontré al amor verdadero, ese maravilloso hombre que tanto soñé, exactamente hecho a mi medida, como si el universo entero hubiese tomado pedido de mis continuas súplicas y de mis llantos furtivos y nocturnos. Era mi alma gemela, perfecto como el príncipe azul de un cuento de hadas. El día que lo conocí sentí un shock eléctrico recorriendo cada milímetro de mi ser entre cada célula, entre cada átomo. Insisto, él era perfecto, era mi sueño vuelto realidad. Ciertamente, hay una frase que reza: “Ten cuidado con lo que deseas por que se te puede hacer realidad ” y uniéndose a la misma, hay otra que dice: “En el pedir está el dar”. Yo lo desee con toda mi alma, deseé conocer al amor de mi vida y entonces cometí ese pequeño pero majestuoso error; nunca especifiqué en qué circunstancias y en qué situación, entonces; el amor de mi vida es casado. Es por eso que ahora te escribo esta carta, a ti… la esposa. Esta es mi versión de la historia. Este fue mi cuento de hadas.

Me enamoré de él, muy a pesar de mi culpa. Intenté no hacerlo, él es tu familia, pero fue inevitable. Romper tu matrimonio es algo que no estuvo planeado como una meta en mi vida, ojalá comprendieras que ya estaba fracturado y yo fui el detonante, no es que busque justificación al daño que te he hecho, pero si no fuese así; ¿Crees que él me hubiera buscado?

“Esposa”: así como alguna vez supiste que yo estaba ahí, en medio de ustedes dos y sufriste, quiero que sepas que del mismo modo me rompió el corazón cuando regresó a tu lado. Siempre creíste al igual que sus padres, al igual que todos los demás, que el dinero era el principal motivo de mi relación con él, no siempre es así, yo sí lo amé y al igual que tú, en su momento; creí en sus promesas. Ahora ya debes saber que para él es muy fácil romperlas.

He pasado noches eternas tratando de perdonarme el daño que causé, pero si hay algo que debo pagar, lo he pagado ya.

No lo culpo, pues no fui obligada, pero del mismo modo no lo absuelvo. Fue un acto que ambos inducimos y creamos. Él es tan culpable como yo.

Ahora él ha regresado contigo. Aseguro que es ahí donde pertenece. Quisiera también asegurarte que te ama, pero eso no puedo hacerlo; sin embargo, si ha regresado contigo entonces es porque algo vale la pena rescatar o quizá la costumbre sea esa zona de confort que da seguridad. Ahora, esposa, estoy aquí escribiéndote esta carta porque ya superé su partida, ya superé el haberlo amado y, sobretodo, me he perdonado. Ni a tus hijos ni a ti les pido perdón, porque esta situación los hará más fuertes y los unirá aún más. No sé si con su padre, pero sí con su madre que eres tú y eres lo mejor que tienen. Solo para finalizar, debes saber que mi amor por él fue sincero, nunca desee hacerles daño. No soy la mala persona que todos piensan, no soy la víctima, pero tampoco el verdugo. Él también fue tan culpable como yo, y si pudiera retroceder el tiempo, entonces haría las cosas mejor y le diría a tu esposo: “Ve con tu esposa, que es a donde perteneces. Procura remendar la situación que vives. Quizá entre ustedes dos, tú seas el único problema…”

Esposa: no siempre ser la otra, significa que se es “zorra”, a veces significa que es víctima del desamor propio, tanto así, que con el corazón roto, prefieres dejarlo ir a su hogar, que es a tu lado…

PD: Por ti “Maine”

Fuente: www.elperlanegra.net





♪ ♫ ♩ ♬
Esas noche de locura 
tu las disfrutas bien 
y entre sus brazos las horas no pasan lo se, 
mirando como le hablas de amor el tiempo no se detiene 
y nada tengo yo que esperar 
aun que me quede en el aire 

coro 
Quien como tu que día a día puedes tenerle, 
quien como tu que solo entre tus brazos se duerme 
quien como tu... ( bis ) 

Creo que la perfección es fea...


Creo que la perfección es fea. En algún lugar en las cosas que los humanos hacen quiero ver cicatrices, fracaso, desorden, distorsión.
-Yohji Yamamoto