viernes, 30 de enero de 2015

ENAMORARSE Y AMAR NO SON LA MISMA COSA


Enamorarse y amar no son la misma cosa.  Lamentablemente, en esa etapa de locura y pasión, muchos viven juntos, se casan, o ya tienen hijos, deudas, u obligaciones diversas. Enamorarse dura 3 años en promedio, a veces mucho más, a veces mucho menos, pero siempre se termina. Y al acabar el enamoramiento, muchos piensan que nada tiene sentido, porque ya se acabó el amor; la verdad, puede que aún ni haya comenzado. El amor es la decisión de hacer feliz a quien se dice amar; es una elección diaria, para mantener el cariño, las miradas pícaras, los masajes mal intencionados, o esos detalles que sabemos que hacen bien a nuestra pareja. Y si ambos soplamos suavecito cada día, la llama del amor podría durar toda la vida...  porque el amor solo se construye entre dos.

Ramon Torres - Psicologo


NUNCA ERES DEMASIADO VIEJO para ponerte otra meta


"Nunca eres demasiado viejo para ponerte otra meta ni para soñar otro sueño"
-C.S. Lewis

jueves, 29 de enero de 2015

LIMPIEZA INTERIOR. No tengas miedo del ayer.


No tengas miedo del ayer. 

Tus recuerdos se agolpan en la puerta de la memoria pujando por salir a la superficie de la conciencia.

No tengas miedo. Déjalos salir. Mira cada recuerdo como si fuera hoy.

Escucha aquellas palabras que tan lejanas pueden parecerte. Deja que todo tu ser se inunde del ayer.

Recuérdalo. Cada minuto, cada silencio. Sus nombres, sus voces, sus miradas.

Hay en cada gota de emoción una lágrima a punto de quemarte las mejillas. No permitas que tu corazón se quede a mitad de camino sin haberse curado.

Y cuando estés en el silencio de tus recuerdos, inspira....profundamente.

Inspira.

Toma todo el aire que quieras, aspira todo ese recuerdo y rescata lo mejor. Incorpora nuevamente a tu ser interno toda esa energía de aquel ayer, y al exhalar deja que toda tristeza por los tiempos idos....realmente, se vaya. Exhala toda energía negativa que haya quedado en tu interior, y deja marchar esos cúmulos energéticos que no te hacen bien.

Respira. Respira. Respira........ y déjate ser.

Permite que hoy sea mejor. Aspira todo el universo que quiere estar en tu conciencia y sé conciencia y sé universo.

Verás que con los días todo estará un poco mejor. Un rayo de luz llegará a tu conciencia, sin saberlo haz hecho el trabajo de darle a Dios lo que Dios quería: tus experiencias, tu confesión verdadera.

A veces nos aferramos tanto a los recuerdos que llega un momento en que nos cuesta caminar, nos cuesta entender lo nuevo de cada día, pues estamos aún inmersos en las discusiones del ayer.

Yo sé que cuesta mucho superar un mal momento, sé que duele muchísimo acordarse de aquellos a los que hemos amado tanto y ya no están, pero si limpiáramos nuestro interior de excesivas cargas emocionales, verías que habría un poco más de lugar para ampliar nuestro horizonte espiritual, te darías cuenta que ellos, que ya no están en la tierra, aún nos sonríen desde el espíritu. Habría una oportunidad de acrecentar nuestra conciencia hasta límites mayores de los que hoy recorremos.

Vacía el contenido emocional de tus recuerdos. No te aferres a ellos como a una bolsa de tesoros. Ama cada instante vivido y suéltalos tal como harías con un pájaro que quiere libertad y lo sueltas una mañana de sol en primavera.

Para ello utiliza la respiración conciente, utiliza el poder de la conciencia, extrae de tu interior los recuerdos que te atan y desátalos suavemente con el aire. Ya no te pertenecen, son de Dios a los que acabas de dárselos.

Al exhalar, imagina cada escena volando en el espacio a tu alrededor hasta que finalmente levanta vuelo y .... se van .... están fuera de ti.

Ahora duerme en tu paz...

Extraído de "El Libro de oro de los Ángeles" de Miguel Angel Arcel



¡EL QUE PERSEVERA ALCANZA!


Hace unos años, a un hombre en sus sesentas le fue ofrecido $200,000 dólares americanos por su motel, restaurante y gasolinera que había construido a través de toda su vida. Rechazó la oferta porque no quería jubilarse.

Dos años después, cuando tenía 65 años de edad, construyeron una autopista que desvió el tráfico de donde estaba su negocio y, como consecuencia, perdió todo.La mayoría de personas a su edad hubieran tirado la toalla. Pero no este hombre.


El sabía como cocinar pollo, así que tomó su viejo y deteriorado carro y empezó a viajar por todos los Estados Unidos, intentando vender su receta de pollo a otros restaurantes.

Su recorrido fue difícil. He oído que su receta fue rechazada por más de 1,000 restaurantes hasta que, por fin alguien la quiso. A pesar de sus obstáculos, el hombre siguió hacia su meta y dentro de unos pocos años, había empezado una cadena de restaurantes por todo el país y por todo el mundo llamado Kentucky Fried Chicken.

¿Su nombre? Coronel Sanders. ¡El que persevera Alcanza..!

-Vía Renuevo de Plenitud


miércoles, 28 de enero de 2015

EL SONIDO SECRETO


Si quieres saber la verdad, te diré la verdad: Escucha el sonido secreto, el sonido real, que está dentro de ti.
-Kabir

SENTÍ EL CIMBRONAZO...


Hacía tiempo que no me ocurría. Sentí el cimbronazo, 
me impactó de frente, fue inesperado. A veces cuesta ver la pared aunque la tenga ante mis narices. Es algo que debo obligarme a cambiar. Es lógico que aguarden mi reacción, soy visceral y me moviliza el dolor como a nadie, pero hay momentos en los que mi cuerpo se aquieta y actúo de manera equívoca cerrando la puerta esperada y abriendo la que debía dejar clausurada. El camino de la vida tiene estas cosas y debemos agradecerlas, porque es la manera de renovar la cáscara y dejar aparecer el interior dormido. Si lastimamos con nuestro proceder, es hora de abrir la puerta correcta.
-Hugo Accardi


ENSÉÑALE A LOS NIÑOS a creer en los ideales,


Enséñales a los niños a creer en los ideales, y que aquellas cosas que no se ven también son realidades.

Dile que el amor no se ve, pero se puede sentir, que la música tiene una explicación pero que las melodías salen del corazón.

Enséñales a tener esperanzas, pues todos los días sale el sol. Y no le digas que sale porque existe una ley de gravedad o que el sistema solar se mantiene por una perfecta estabilidad de las fuerzas centrifugas y centripetas.

Enséñales que el sol sale porque Dios trae la luz por esa estrella resplandeciente. 

Enséñales el respeto por las cosas simples y por la naturaleza. 

Enséñales a rezar, a cerrar los ojitos y que se imaginen a su ángel guardián que los protege y los guía. 

Enséñales todos los días a trabajar en un pequeño proyecto, diferente siempre. 

Estimula su creatividad con sus juguetes y con otros juguetes que ellos mismos puedan crear. 

Enséñales a sonreír y siempre acarícialos, sean quienes fueran esos niños, porque no sabes en que pueden convertirse mañana, tal vez sean ellos quienes te den su mano amiga o te nieguen el saludo cuando menos lo esperes.

Tal vez sean tu medico, tu amigo, tu asaltante, o tu juez. 

Enséñales que la vida es aprender a ser feliz y que la vida nos dará muchas alegrias, pero nosotros debemos darle también un sabor a la vida. 

Enséñales que debemos darle un poco de alegría a todas las cosas y que todo lo que llegue a nuestras manos o a nuestra vida, siempre debemos dejarlo mejor de lo que estaba cuando lo encontramos. 

Enséñales que todo aquello que tome contacto con nosotros debe siempre mejorar. 

Enséñales el valor del respeto, de la fe, de la confianza, enséñales a ser inteligentes y que no desdeñen sus sentimientos, enséñales a amar y que en todo momento sepan que tienen el derecho de vivir y ser cada uno lo que en su vida quiera ser. 

Enséñales que cuando sean grandes deben querer y respetar a los futuros niños. 

Autor: Piera Ferrari

martes, 27 de enero de 2015

ROBERT CHESEBROUGH, Vaselina y Perseverancia



Robert Chesebrough tenía un producto en el cual creía incondicionalmente. 

En realidad, era un invento propio. Chesebrough había transformado el sedimento que se forma en los ejes de los equipos de petróleo, cera de varillas, en una gelatina de petróleo que personalmente había comprobado que poseía grandes propiedades curativas.

Creyó tan profundamente en los aspectos curativos de su creación que se transformó en su propio “sujeto experimental”. Para demostrar a otros los beneficios de su producto, Chesebrough se quemó con ácidos y con fuego… y se cortó y raspó tan frecuentemente y profundamente… que durante toda su vida llevó las cicatrices de sus experimentos.

No obstante, Chesebriugh demostró su punto de vista y la gente se convenció. Solamente tenían que mirar sus heridas y cómo las mismas se habían curado para ver el valor de su producto… el cual sigue siendo todo un éxito. Lo conocemos como vaselina.

¿Qué ve usted actualmente como una posibilidad?

¿Está lo suficientemente convencido de su potencial para ayudar a otros como para estar dispuesto a invertir su tiempo, energías, recursos y esperanzas para desarrollarlo?

El futuro pertenece a los que ven las posibilidades antes de que ellas se vuelvan evidentes.

-Vía Renuevo de Plenitud

Responde a la llamada de tu regalo


Que respondas a la llamada de tu regalo y encuentres el coraje de seguir su camino.

-John O'Donohue

domingo, 25 de enero de 2015

LA SENSACIÓN DE TRISTEZA... No viene de mí.


¿Alguna vez ha tenido usted esa sensación -cuando un sentido casi abrumador de tristeza barre sobre usted-  que no puede ubicar desde donde está llegando?

Los brujos de la antigüedad, que nos dieron todo el formato de la hechicería, creían que hay tristeza en el universo, como una fuerza, una condición, como la luz, como la intención, y que esta fuerza perenne actúa especialmente en brujos, porque ya no tienen escudos defensivos.

No pueden esconderse detrás de sus amigos o de sus estudios. No pueden esconderse detrás del amor, o del odio, o de la felicidad o de la miseria. No pueden esconderse detrás de cualquier cosa. La condición de los brujos es que la tristeza, para ellos, es abstracta.

No viene de la codicia o falta algo, o de la auto importancia.

No viene de mí. Viene del infinito."

Castañeda vincula esta experiencia directamente a un "estado de ser" real - universal - que es una conclusión bastante notable. Sin embargo, es uno con nuestro reconocimiento de que estamos entrelazados con el universo viviente - y nos permite compartir con este universo vivo un tipo especial de resonancia compasiva.

La sensación de que la 'tristeza' es una condición integrada en el tejido de la creación - es profundamente conmovedora y nos da la motivación para reflexionar sobre la profundidad de esto a menudo trágico-hermoso, una cosa llamada vida.Julian 

Rose.http://www.bibliotecapleyades.net/

ES LA EXPRESIÓN DE UN CORAZÓN

Un bello rostro de Cuba.
Hay un rostro que acoge y otro que rechaza. La belleza, por tanto, no puede crearse simplemente con maquillaje. Es la expresión de un corazón o de una falta de corazón. 
-Karlfried Graf Durckheim

sábado, 24 de enero de 2015

Esas palabras tiernas que nos decimos uno al otro



Esas palabras tiernas que nos decimos uno al otro
están guardadas en el corazón secreto del paraíso.Un día como la lluvia, ellas caerán y mojarán todo y su misterio crecerá verde sobre el mundo.
-Rumi


viernes, 23 de enero de 2015

HAY QUE DEJARSE EN PAZ


¿Cómo se cultiva la Felicidad? 
No identificándose ni con los pensamientos ni con las emociones. Idealizamos las pasiones: el orgullo, el amor. Queremos ser héroes, victoriosos o vencidos, somos muy vanidosos. Las pasiones son intrínsecamente egoístas y productoras de infelicidad. Hay que poner en paz a los animales que nos habitan. Hay que dejarse en paz.
-Claudio Naranjo

La palabra "recordar" viene del latín "recordari"


La palabra "recordar" viene del latín "recordari", formado de re (de nuevo) y cordis (corazón).

Recordar quiere decir mucho más que tener a alguien presente en la memoria.

Significa "volver a pasar por el corazón". Si yo le digo a alguien que lo
estoy recordando, le estoy diciendo que lo estoy volviendo a pasar por mi corazón. 




♪ ♫ ♩ ♬
Cada vez que te recuerdo 
te recuerdo dulcemente 
con cariño y con respeto 
con amor y admiración 

fue tan bello nuestro encuentro 
nuestra entrega y nuestro amor 
nuestros días nuestras tardes 
nuestras noches nuestro adiós 
te recuerdo dulcemente 

miércoles, 21 de enero de 2015

LA GENTE NO HACE AMIGOS, LOS RECONOCE



Tengo amigos que no saben cuánto son mis amigos. No perciben el amor que les profeso y la absoluta necesidad que tengo de ellos.

La amistad es un sentimiento más noble que el amor, es que permite que el objeto de ella se divida en otros afectos, en cuanto el amor tiene intrínseco los celos, que no admite la rivalidad.

Y yo podría soportar, sin embargo no sin dolor, que hubiesen muerto todos mis amores, ¡mas enloquecería si muriesen todos mis amigos!

Hasta aquellos que no perciben cuánto son mis amigos y cuánto mi vida depende de sus existencias…

A algunos de ellos no los frecuento, me basta saber que ellos existen. Esta mera condición me llena de coraje para seguir en frente de la vida. Mas, porque no los frecuento con asiduidad no les puedo decir cuánto gusto de ellos. Ellos no lo creerían.

Muchos de ellos están leyendo esta crónica y no saben que están incluidos en la sagrada relación de mis amigos. Mas es delicioso que yo sepa y sienta que los adoro, aunque no se los diga y no los frecuente.

Y las veces cuando los frecuento, noto que ellos no tienen noción de cómo me son necesarios, de cómo son indispensábles a mi equilibrio vital, porque ellos hacen parte del mundo que yo, tremulamente, construí y se tornaron en fundadores de mi encanto por la vida.

Si uno de ellos muriera, yo quedaría torcido para un lado. Si todos ellos murieran, yo me desmoronaría! Es por eso que, sin que ellos sepan, yo rezo por su vida. Y me avergüenzo, porque esa súplica está, en síntesis, dirigida a mi bienestar. Ella es, tal vez, fruto de mi egoísmo.

A veces, me sumerjo en pensamientos sobre alguno de ellos. Cuando viajo y estoy delante de lugares maravillosos, me cae alguna lágrima porque no están junto a mi, compartiendo aquel placer…

Si alguna cosa me consume y me envejece es que la rueda furiosa de la vida no me permite tener siempre a mi lado, habitando conmigo, andando conmigo, hablando conmigo, viviendo conmigo, a todos mis amigos, y, principalmente los que solo desconfían o tal vez nunca van a saber ¡que son mis amigos!

La gente no hace amigos, los reconoce.

Vinicius de Morais

martes, 20 de enero de 2015

MUJERES me gustaban los colores de sus ropas,


Mujeres: me gustaban los colores de sus ropas, su manera de andar, la crueldad de algunos rostros, de vez en cuando la belleza casi pura de una cara, total y encantadoramente femenina. Estaban por encima de nosotros, planeaban mejor y se organizaban mejor. Mientras los hombres veían el fútbol o bebían cerveza o jugaban a los bolos, ellas, las mujeres, pensaban en nosotros, concentrándose, estudiando, decidiendo, si aceptarnos, descartarnos, cambiarnos, matarnos o simplemente abandonarnos. Al final no importaba, hicieran lo que hicieran, acabábamos locos y solos.

(Charles Bukowski - Mujeres)


lunes, 19 de enero de 2015

Toquemos tierra con el alma



Hagamos profesión terrestre toquemos tierra con el alma.
-Pablo Neruda.






ORACIÓN A LA VIDA... Ayúdame a reírme de mi propia seriedad.


Deshaz en mí todo aquello que necesite ser deshecho.
  • Corrige mi esperanza de ser enmendado.
  • Úsame. Saca de mí cada ápice de creatividad. Ayúdame a vivir una vida radicalmente extraordinaria, forjando siempre un camino jamás antes transitado en el bosque.
  • Enséñame cómo amar con más profundidad, como nunca antes creí que fuera posible.
  • Cualquier cosa de la que siga huyendo, muéstramela con absoluta evidencia.
  • En cualquier cosa con la que siga en conflicto, ayúdame a suavizarme en ella, a relajarme en ella, a abrazarla completamente.
  • En donde mi corazón continúe cerrado, muéstrame una forma de abrirlo sin recurrir a la violencia.
  • A todo aquello a lo que me siga aferrando, ayúdame a dejarlo ir.
  • Regálame desafíos, luchas y obstáculos aparentemente insuperables, si crees que eso me ayude a tener una más profunda humildad y confianza en la inteligencia de la vida.
  • Ayúdame a reírme de mi propia seriedad.
  • Permíteme encontrar el humor en los lugares más oscuros.
  • Muéstrame un profundo sentido de descanso en medio de cada tormenta.
  • No me libres de la verdad. Nunca.
  • Deja que la gratitud sea mi guía.
  • Deja que el perdón sea mi mantra.
  • Deja que este momento sea mi eterna compañía.
  • Permíteme ver tu rostro en cada rostro.
  • Permíteme sentir tu cálida presencia en mi propia presencia.
  • Sosténme cuando tropiece.
  • Respírame cuando yo no pueda respirar.
  • Permíteme morir viviendo, no vivir muriendo.
Amén

Autor: Jeff Foster


domingo, 18 de enero de 2015

SABER DECIR ADIÓS...


Me encuentro con frecuencia con personas que me preguntan: 
¿cómo hacer para que alguien les quiera?, ¿cómo llamar la atención de alguien?, ¿cómo resolver los problemas de una pareja que ya ha perdido todo su hechizo y misterio?, ¿cómo...? 

Y el caso es, que cuando ya no tenemos nada más que decir, ni que hacer, porque todo lo hemos intentando, cuando el corazón de alguien esta cerrado, no queda otra cosa más sensata que irse sin más.

Dejar ir, es la sensación más grande de desprendimiento y desapego pero que contiene mucho amor, por uno mismo y por la persona de la que nos alejamos. Y es dicha acción una de las que más fuerza nos da y nos alecciona en nuestra vida.

Muchas veces obcecados por el capricho, por el autoengaño, por hacernos los ciegos, ponemos nuestra energía en personas que sabemos que no se estan entregando, y lo peor es que lo sabemos pero intentamos ingnorarlo y eso a la larga trae más sufrimiento.

Llenos de orgullo nos decimos "yo voy a cambiarlo" , "conseguiré que me quiera", "conseguiré que me dé lo que no me da" y pretendemos que sea a base de fuerza como si se tratase de un sacacorchos.

El amor no es fuerza, el amor no precisa de sacacorchos. 
Amar es sencillo, natural y espontáneo, es la propia acción del fluir y de la entrega. 

La idea del esfuerzo relacionada con el verbo amar carece de sentido, el esfuerzo no va de la mano de cualquier actividad vocacional, puesto que el esfuerzo denota hacer por hacer, sin ganas, algo que cuesta, por eso no creo en general en la palabra esfuerzo, si creo en depositar suficiente atención en las cosas o actividades hagamos lo que hagamos, pero no esfuerzo. 

Sin duda alguna mucho menos en lo que tenga que ver con emociones, sentimientos. Porque cuando algo precisa de tanto y tanto esfuerzo quizás no queramos entender que el camino que hemos elegido no es el que nos dará la felicidad. ¿Acaso nos tenemos que esforzar por reir?... Cuando reimos lo hacemos de manera natural o sencilla porque nace de lo más profundo como pasa con el amor o del lloro.
Uno no puede pedir a otro que se ria por reir, ni que llore por llorar, ni que te ame porque te tiene que amar. No tiene lógica ¿verdad?

Es importante aprender a decir NO, sobre todo en personas que nunca usan esa palabra por falta de amor hacia ellas mismas y por el miedo a perder. Como dice Pablo Coelho: "¡Cuántas cosas perdemos por miedo a perder!". 

En ocasiones en pro de lo que pensamos que es amor perdemos nuestra dignidad, nuestra autoestima, nuestro sentido común, ciegos de razón y obsesionados por el objeto de deseo dejamos "pisotear nuestra persona". 

En realidad cuando decimos ¡stop!, y evaluamos la situación, empezamos a dar valor a lo que somos siendo conscientes de nuestra falta de amor por uno mismo, y devolvernos el sitio que nunca deberíamos haber perdido. Se trata de un logro persona, es volver a reafirmarnos, es saber decir no. 

El mayor misterio se encuentra en ese sentido en la capacidad para amarse.

Y quizás debamos pasar por ahí para reconocer que eso que pensábamos que era amor no lo era; tanto lo que nos daban o lo que creíamos que dábamos, y pasamos por ahi para aprender a buscarnos y ganar en fuerza interior, arrojo y autoestima.- 

Autor: Serena Dai


NO PUEDES AMAR MENOS...


No puedes amar menos, ni puedes amar más, porque no se trata de una cantidad. Es una cualidad inconmensurable.
-Osho


sábado, 17 de enero de 2015

jueves, 15 de enero de 2015

SOMOS TAN COMPLICADOS


Somos tan complicados, nosotros, tan llenos de misteriosos resortes, de resonancias secretas, de alianzas y hostilidades, de encuentros y esencuentros… Jugamos un ajedrez casi demoníaco y maravilloso.
-Julio Cortázar.

¿Se pueden inventar verbos?


Quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida. Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de las misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido. Tu ser entero, tu genio y tu humildad prodigiosas son incomparables y enriqueces la vida. Dentro de tu mundo extraordinario, lo que yo te ofrezco es solamente una verdad más que tú recibes y que acariciará siempre lo más hondo de ti mismo. Gracias por recibirlo, gracias porque vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida." 

Fragmento de una carta escrita por Frida Kahlo a Carlos Pellicer. 
Noviembre de 1947.

martes, 13 de enero de 2015

EL AMOR... VIENE SIN MANUAL DE INSTRUCCIONES


Cuando se te dio el regalo de la vida humana, se olvidaron de darte un manual de instrucciones. 

Algunos no lo necesitan. 
Pero a otros se lo han dado equivocado. 
Estos últimos ven la vida como algo que les angustia, les llena de ansiedad, de miedos y deseos. Esto es el resultado del manual que les ha proporcionado su cultura.

No es la naturaleza la causa del sufrimiento, sino el corazón del hombre lleno de deseos y de miedos que le inculca su programación desde la mente.

La felicidad no puede depender de los acontecimientos. 
Es tu reacción ante los acontecimientos lo que te hace sufrir. 
Nacimos en este mundo para renacer, para ir descubriéndonos 
como hombres nuevos y libres.

La atracción que brota de ti no es amor. 
Eso que llamamos "amor" es un gusto por sí mismo, un negocio de toma y daca, y de condiciones: "tanto como me ames te amaré". Es una dependencia, una necesidad de lograr una felicidad que nos reclama desde dentro (porque tú eres felicidad y has nacido para ser feliz), pero nuestra propia inseguridad hace que la reclamemos al exterior y lo hagamos con exigencias, compulsivamente y con miedo a que se escape. 
Lo manifestamos con un deseo de posesión, de controlar al otro, de manipularlo, de apegarnos a él, por la ilusión de creer que sin él, yo no podré ser feliz.

El amor de verdad es algo no personal, pues se ama cuando el "yo" programado no existe ya. 

El esforzarme "yo" por ver cómo eres "tú", y comprenderte y aceptarte tal cual eres, eso es el Amor. 

Esto no excluye que tengas preferencias. 
Yo prefiero la relación con personas determinadas porque esa relación es más gozosa, pero esa preferencia ha de dejarme libre 
para gozar con la amistad de los demás, para escuchar los demás instrumentos.
Cada relación tiene un sabor y unas características distintas. 
Hay proyectos que se dan en una relación y no en otra, pero ninguna de ellas puede, cuando se ama, excluir a las demás.

Cuando amas a una persona de verdad, ese amor despierta el amor a tu alrededor. 
Te sensibiliza para amar y comienzas a descubrir belleza y amor a tu alrededor.

El enamoramiento, en cambio, es de lo más egoísta. 

El amor de verdad es un estado de sensibilidad que te capacita para abrirte a todas las personas y a la vida. 

Y, cuando amas, no hay nada más fácil que perdonar.

Aceptar a las personas que todo el mundo rechaza, y no porque no veas sus fallos, sino precisamente porque los ves como realmente son, de dónde proceden y cómo se parecen a los tuyos, 
que ya tienes aceptados.

Aceptas también no tener razón, escuchando las razones de los demás con interés. 

Y, sobre todo, sabes responder al odio con el amor, no porque te esfuerces en ello, sino como milagro de la comprensión del amor verdadero que ve a la persona tal cual ES.

Estas son las tres señales de estar despierto: perdonar, aceptar y responder ante todo con el amor".

 Anthony de Mello


lunes, 12 de enero de 2015

TE QUISE TANTO...

MANUAL DE CONSERVAR CAMINOS...




1. Al principio del camino hay una encrucijada
Allí puedes pararte a pensar en la dirección que vas a tomar. Pero no te quedes demasiado tiempo, o nunca saldrás de ese lugar. Reflexiona lo necesario sobre las opciones que tienes delante, pero una vez que des el primer paso, olvídate definitivamente de la encrucijada, pues en caso contrario nunca dejarás de torturarte con la inútil pregunta: ¿El camino que elegí era el correcto?.

2. El camino no dura para siempre. 
Es una bendición recorrerlo durante algún tiempo, pero un día terminará, y por eso debes estar siempre listo para despedirte en cualquier punto. No te aferres a nada. Ni a los momentos de euforia, ni a los interminables días en los que todo parece difícil, y el progreso es lento. Más tarde o más temprano llegará un ángel, y tu jornada habrá llegado a su término. No lo olvides.

3. Honra tu camino. 
Fue tu elección, fue decisión tuya, y en la misma medida en que tú respetas el suelo que pisas, este mismo suelo respetará tus pies. Haz siempre lo más adecuado para conservar y mantener tu camino, y él hará lo mismo por ti.

4. Equípate bien. 
Lleva un rastrillo, una pala, una navaja. Entiende que para las hojas secas las navajas son inútiles, y que para la hierbas muy enraizadas los rastrillos son inútiles. Conoce siempre qué herramienta hay que emplear en cada momento. Y cuida de ellas, porque son tus mayores aliadas.

5. El camino va hacia delante y hacia atrás. 
A veces es necesario volver porque se perdió algo, o porque un mensaje que debía haber sido entregado se quedó olvidado en un bolsillo. Un camino bien cuidado permite que puedas volver atrás sin grandes problemas.

6. Cuida del camino antes de cuidar de lo que está a su alrededor: atención y concentración son fundamentales. 
No dejes que las hojas secas del borde del camino te distraigan, ni que la manera como los otros cuidan sus propios caminos desvíe tu atención. Usa la energía para cuidar y conservar el suelo que recibe tus pasos.

7. Ten paciencia. 
A veces es necesario repetir las mismas tareas, como arrancar las malas hierbas o cubrir los agujeros que surgieron tras una lluvia inesperada. Que esto no te enfurezca, pues forma parte del viaje. A pesar del cansancio, y a pesar de las tareas repetitivas, ten paciencia.

8. Los caminos se cruzan: las personas pueden explicar el tiempo que hace
Escucha los consejos, pero toma después tus propias decisiones. Tú eres el único responsable del camino que te fue confiado.

9. La naturaleza sigue sus propias reglas: por lo tanto, tienes que estar preparado para los súbitos cambios del otoño, para el hielo resbaladizo del invierno, para las tentaciones de las flores en primavera, y para la sed y las lluvias del verano. En cada estación, aprovecha lo mejor que te ofrezca, y no te quejes de sus particularidades.

10. Haz de tu camino un espejo de ti mismo.
No te dejes influir en absoluto por la manera como los demás cuidan de sus caminos. Tú tienes un alma que escuchar, y los pájaros transmitirán lo que tu alma quiere decir. Que tus historias sean bellas y agraden a todo lo que tienes en torno. Sobre todo, que las historias que cuente tu alma durante la jornada se reflejen en cada segundo del recorrido.

11. Ama tu camino. 
Sin este principio, nada tiene sentido".

(PAULO COELHO)

sábado, 10 de enero de 2015

ES HORA DE DARTE UN REGALO


Hay gente que sabe darse regalos inolvidables. 

Hace poco conocí a una mujer que decidió celebrar este año nuevo haciendo realidad uno de sus sueños: ver las fuentes de agua del hotel Bellagio en Las Vegas. Su plan es aterrizar allí la tarde del 31 de diciembre, alojarse en una habitación con vista privilegiada al espectáculo de luces y luego irse a dormir. Sola. No tiene pareja y sabe que no la necesita para disfrutar el momento. Para esta ejecutiva exitosa, sentarse a ver el movimiento de las aguas es la mejor forma de cerrar un año que ha estado lleno de retos y aprendizajes.

¿Podría usar su dinero en algo tangible o que le traiga mayores rendimientos? Si, claro, podría comprarse varios pares de zapatos, amortizar la tarjeta de crédito, invertir en la bolsa o cambiar el auto. Pero esta mujer, quien gracias a su trabajo ha alcanzado cierta holgura económica, sabe muy bien que al otro mundo es imposible llevarse el equipaje y en cambio al final de la fiesta nadie nos quitará lo bailado. Si hoy ella tiene la posibilidad y el privilegio de cumplir su sueño, entonces ¿por qué no hacerlo?

Muchos estudios han demostrado que las buenas experiencias brindan una sensación de bienestar que supera con creces la que aporta el comprar cualquier objeto. Por eso no hay dinero mejor invertido que aquel dirigido a vivir momentos especiales, inolvidables, vitales. Así que en lugar de acumular cosas, procura atesorar experiencias.

Quizás estés pensando “este tipo está medio loco. Si el dinero apenas me permite cubrir lo básico ¿quién puede soñar con unas vacaciones en Las Vegas?”. Y tienes razón, no siempre las cuentas arrojan un superávit, pero igual te pido que en lugar de engancharte con la forma, te fijes en el fondo. Una buena experiencia no tiene porque ser costosa o exótica; puedes vivirla en tu cotidianidad, muy cerca de casa, quizás a la vuelta de la esquina. Porque no se trata del dinero que cueste la experiencia, en realidad tiene que ver con el valor que representa para ti y la felicidad que te brinda.

¿Tienes la oportunidad de invertir tu tiempo y algo de dinero en financiar alguno de estos momentos? Piénsalo, quizás sea la mejor inversión que puedas hacer. Probablemente un nuevo Smartphone o la ropa de última moda no te haga tan feliz como un paseo a ese lugar que sueñas con visitar, o esas clases que deseas tomar, o una visita a esos afectos que hace tiempo no abrazas. No está de más repetirlo: vivir se trata de tomar decisiones a cada instante, así que decide conscientemente dónde poner tu atención, tus energías y tus recursos.

Esto me hace recordar el coro de aquella canción de Rubén Blades “De qué te vale tener, si no sabes que hacer con lo que tienes”. Porque hay gente que se pasa los días acumulando cosas que disfrutan muy poco. O piensa que teniendo más podrán llenar los vacíos en el alma. Incluso, llegan a creer que teniendo esos objetos del deseo se convertirán en mejores personas. Y luego, cuando llega el momento de bajar el telón, descubren que todo fue tiempo perdido.

Si alguna bóveda bien vale tener a tope es aquella donde atesoramos esas experiencias de vida que nos brindan plenitud y nos ayudan a crecer. ¿No te parece que ya es hora de que te hagas ese regalo?. Puede ser en soledad o compañía, como tú prefieras. No dejes para un mañana distante la experiencia vital que puedes disfrutar hoy. O en un mañana más cercano. Ponle fecha.

Por Eli Bravo @elibravo


viernes, 9 de enero de 2015

SI HOY VOLVIERAS


"Si hoy volvieras con los ojos cargados de promesas, 
con las manos cargadas de caricias; Si hoy volvieras con la mente ya limpia de traiciones, con el alma ya limpia de rencores, ¿qué podría yo darte? Mis ojos ya vieron muchos paisajes, mis manos se han hastiado de caricias, tu imagen se ha borrado de mi mente y tengo una alma nueva cada día... Si hoy volvieras a amarme, serías en mi vida un pobre extraño... para el perdón, el tiempo no ha corrido, para poder amarte es ya muy tarde."
-Alfonsina Storni- Si hoy volvieras.


lunes, 5 de enero de 2015

¿QUIEN ME VA A CURAR EL CORAZÓN PARTÌO?


Un corazón roto realmente duele.

Sí, y seguramente lo tengas bien claro, pues alguna que otra vez habrás tenido un desencanto amoroso. Pues bien, lo cierto es que ante una situación de exclusión social (sea la ruptura con una relación, una traición o el simple hecho de ser ignorado) nuestro organismo desencadena un proceso idéntico al que se experimenta en casos de dolor físico. Y no lo digo yo, gurú de las trivialidades (?), sino que lo dicen psicólogos de la Universidad de California en Los Ángeles.


Naomi Eisenberger y Baldwin Way, ambos psicólogos de dicha institución, han estudiado el comportamiento de nuestro organismo ante situaciones de rechazo social, comprobando que existe un gen en nuestros cuerpos que domina la maquinaria al respecto, el cual actúa de la misma manera en casos de dolor físico o en situaciones de dolor emocional. El gen OPRM1, el cual actúa en calidad de receptor de opioides, los analgésicos naturales de nuestro organismo, es el responsable de ello.

Los investigadores trabajaron con 122 voluntarios a quienes se les tomó muestras de saliva para conocer su gen OPRM1, si este tenía forma normal o se trataba de una variación, y además les solicitaron rellenar un cuestionario respecto a sus habituales reacciones ante situaciones de relegación social. Posteriormente participaron de un experimento en un simulador de ordenador, en el que algunos de los voluntarios fueron excluídos.

De inmediato los psicólogos observaron que aquellos participantes que tenían la variación del gen (y por lo tanto con mayor sensibilidad al dolor físico), también reportaron mayores niveles de sensibilidad ante la exclusión, lo cual sirvió de demostración de que las regiones asociadas al dolor físico y emocional en el cerebro, están estrechamente conectadas.





domingo, 4 de enero de 2015

OBSEQUIA CALIDEZ HUMANA

























La obsesión por lo material lleva sentirse triste.

Las elevadas expectativas de bienes materiales que se suelen fomentar en la temporada decembrina llevan a mucha gente a sentirse triste.

“Es un problema serio en esta sociedad, porque en los países occidentales primero hay que tener y luego ser, mientras que en las naciones orientales primero hay que ser y luego tener”, advierte el psicólogo Blas Sergio Jasso Hinojosa, investigador del Departamento de Clínicas de la Salud Mental de la Universidad de Guadalajara.

En estas fiestas se enfatiza la práctica de regalar cosas materiales “y lo material se vincula de manera errónea con el éxito”.

“Nos hacen creer que el éxito se tiene por aspectos materiales, pero eso se llama exitismo”, advierte el especialista en una entrevista con Notimex. Esto es que “yo puedo tener un excelente carro pero en otras áreas de mi vida estoy mal; éxito es cuando todas las áreas de tu vida están equilibradas”.

“Se piensa que una buena persona es la que tiene muchas amistades y es muy carismática, y una persona exitosa es alguien que tiene mucho dinero, que puede derrocharlo; este concepto de éxito en nuestra cultura hace que las expectativas en estas fechas sean muy elevadas”.

Por esa razón, hay personas que, al no poder comprar un regalo costoso a familiares o amigos, “van a experimentar una serie de recuentos emocionales que pueden rebotar en tristeza”.

Jasso Hinojosa dice que lo más importante es buscar la relación humana, “que no intervengan aspectos exclusivamente materiales; si vas a regalar algo que sea simbólico, significativo, porque hay gente que se pone triste porque en los intercambios no recibió lo que esperaba”.

“Ahora hacen los intercambios y te dicen qué quieren que les regales, cuando en realidad lo interesante es que la otra persona investigue qué te gusta y qué quieres. Ahora tú les dices ‘quiero me regales una pluma con estas características y cuesta tanto’, pues así qué chiste, mejor ve y cómprala tú”.

De un vistazo

Ser y tener

El psicólogo Blas Sergio Jasso Hinojosa recuerda que en los países occidentales se pone “mucho énfasis en lo material, mientras los orientales ponen mucho énfasis en la filosofía de vida y al hecho de que primero hay que ser y luego tener”.

Valores

“Cuando se habla de valores la gente los asocia con algo obsoleto o anticuado, pero cuando llegamos a tener un problema de la naturaleza que sea lo primero que decimos es que no tiene valores quien nos hizo las cosas”.

- See more at: http://yucatan.com.mx/imagen/calidad-de-vida-imagen/obsequia-calidez-humana#sthash.7wZXXTiz.dpuf


sábado, 3 de enero de 2015

La realidad es que todo en la vida tiene sus riesgos.

 

Si usted quiere evitarse los riesgos, entonces no haga nada de lo que apunto a continuación:

No conduzca un automóvil. Son la causa del veinte por ciento de los accidentes fatales.

No viaje ni por aire, ni por tren, ni por agua. El dieciséis por ciento de todos los accidentes ocurren en esta actividad.

No camine por la calle. El quince por ciento de todos los accidentes ocurren allí.

No permanezca en su casa. El diecisiete por ciento de todos los accidentes ocurren en la casa.

En la vida no hay lugar seguro ni actividad sin riesgos. Helen Keller, escritora, conferenciante y defensora de las personas limitadas físicamente, dijo: «La seguridad es más que nada una superstición.

No existe en la naturaleza ni entre los hijos de los hombres como una experiencia global. A la larga, evitar el peligro no es más seguro que exponerse a él. La vida es una aventura atrevida o no es nada».

Todo en la vida demanda riesgos.

Es cierto que usted corre el riesgo de fracasar si intenta algo audaz porque puede perderlo. Pero también corre el riesgo de fracasar si se mantiene inactivo y no intenta nada.

G. K. Chesterton escribió: «No creo en un destino que cae sobre el hombre cada vez que actúa; pero sí creo en un destino que cae sobre él si no actúa».

Mientras menos se atreva, mayor será el riesgo de fracasar. Irónicamente, mientras mayor es el riesgo a fracasar (y realmente fallar), mayores son las probabilidades de tener éxito.