martes, 29 de julio de 2014

MI AMOR.... NI ME ESPIES, NI ME QUITES LIBERTAD



Fui al oculista y le pregunté ¿Por qué mi mujer sigue siendo tan hermosa a pesar de los años?

El oculista, me dijo ¨Usted no necesita un oculista, vaya donde el psicólogo, usted aun sigue enamorado y eso no es común a su edad.

Fui al psicólogo y le pregunté lo mismo 
¿por qué sigo mirando a mi mujer como la mujer mas bella del mundo?
El psicólogo me dijo ¨Lo que usted tiene no es común, es un severo síndrome de amor verdadero¨
Le pregunté ¿tiene cura?
él me respondió ¿Para que quiere curarse?
y le respondí: 
Yo no quiero curarme!, estoy aquí porque mi mujer ¨no me cree¨
ella piensa que ¨todos los hombres mienten¨ 
y estoy aquí para que usted le diga 
¨que siempre la quiero y que para mi no hay otra mujer en mi vida¨

El psicólogo me preguntó
¿Y su mujer a que se dedica?
Le respondí... Ella ha sido juez, ha sido abogada, ha sido policía con rango de sargento.... y ahora es detective y yo soy su mejor caso. En todas sus profesiones duda de mi, tan solo porque su padre y su hermano fueron infieles, y ella cree que todos los hombres somos iguales.
P.D: Amor ya deja de chequear mi billetera, mi celular, mi correo, mis redes sociales.... tú eres la única en mi vida!!!

-
Fragmento del libro: Eres mi media naranja o mi medio limón?


sábado, 26 de julio de 2014

LO QUE QUIERO AHORA



Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas.

O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.

Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.

Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser.

Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.

También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada. O todo.

POR: ÁNGELES CASO


Leer más: http://www.lavanguardia.com/magazine/20120119/54245109494/lo-que-quiero-ahora-angeles-caso.html#ixzz38aVMce44



viernes, 18 de julio de 2014

10 Razones para no golpear a los niños


Todavía, lamentablemente, hay quienes piensan así, para reflexionar sobre los correazos, chancletazos, nalgadas, etc., a los niños, comparto el siguiente articulo:

En 29 países del mundo es ilegal pegarle a un niño y en 113 países se prohíbe el castigo corporal en las escuelas. Sin embargo; en otros países, como el nuestro y muchos otros de América Latina, los golpes – nalgadas, manazos, cinturonazos, coscorrones, etc. – se ven como un método para disciplinar a los niños, e incluso en muchas familas se promueve y se urge a los padres “dale una buena nalgada para que entienda”.

En los últimos años, muchos psiquiatras, sociólogos, investigadores y padres han recomendado y promovido la prohibición del castigo físico en los niños. La razón más importante, de acuerdo al Dr. Peter Newell, coordinador de la organización End Punishment of Children (EPOCH), es que “todas las personas tienen el derecho a la protección de su integridad física, y los niños también son personas”.

Jan Hunt, una psicóloga promotora de la crianza con apego, miembro de organizaciones en contra del maltrato infantil y directora de Natural Child Project da 10 razones para no pegarle a tus hijos; aunque desde mi opinión no existe ninguna razón válida para golpear a un niño.

Golpear a los niños les enseña a convertirse en golpeadores. Existen una gran cantidad de investigaciones que demuestran una correlación directa entre el castigo corporal en la infancia y el comportamiento agresivo o violento en los  adolescentes y adultos. Prácticamente todos los delincuentes más peligrosos fueron amenazados y castigados durante su infancia. Los niños, por naturaleza, aprenden a comportarse observando e imitando a sus padres, ya sea para bien o para mal. Por lo tanto, es responsabilidad de los padres dar un ejemplo de empatía y sabiduría.

En muchos casos del llamado “mal comportamiento”, el niño no está haciendo más que responder de la única manera en que es capaz de acuerdo a su edad y experiencia, a la desatención de sus necesidades básicas. Algunas de estas necesidades son. el sueño y la nutrición, el tratamiento de una alergia oculta, el aire fresco, ejercicio y la libertad para el explorar el mundo que le rodea. Pero su mayor necesidad es la de recibir la atención de sus padres. Actualmente son pocos los niños que reciben suficiente tiempo y atención de parte de sus padres, que continuamente están muy ocupados y absortos por sus propios problemas y preocupaciones como para tratar a los niños con paciencia y empatía. Sin lugar a dudas es incorrecto e injusto castigar a un niño por responder de una manera natural a la falta de atención a sus necesidades básicas. Por esta razón, el castigo no sólo es ineficaz a largo plazo, sino también es claramente injusto.

El castigo impide al niño aprender a resolver conflictos de una manera humana y efectiva. Como escribió el educador John Holt, “cuando atemorizamos a un niño, paramos en seco su aprendizaje”. Un niño a quien se golpea se concentra en sus sentimientos de ira y venganza, y así se pierde la oportunidad de aprender métodos más efectivos de resolver problemas. Por lo tanto, un niño golpeado aprende muy poco acerca de cómo manejar o prevenir situaciones similares en el futuro.

La frase “Spare the rod and spoil the child”, algo así como “La letra con sangre entra” se encuentra en “Hudibras” un poema satírico del siglo XVII escrito por Samuel Butler; el cual fue escrito para exponer y denunciar la violencia contra los niños. Irónicamente, esta frase ahora se usa para justificar el castigo físico hacia los niños.

Los golpes interfieren con el vínculo entre padres e hijos, ya que no está en la naturaleza humana amar a quien nos lastima. El verdadero espíritu de cooperación que todo padre desea solamente puede construirse a través de un fuerte vínculo basado en sentimientos mutuos de amor y respeto. Los golpes, aunque en apariencia funcionen, solamente producen un supuesto buen comportamiento basado en el temor, el cual puede mantenerse hasta que el niño tiene edad para oponerse. En contraste, la cooperación basada en el respeto se conservará permanentemente, y traerá años de felicidad mutua al niño y a sus padres a través del tiempo.

Muchos padres nunca aprendieron en su propia infancia que hay maneras positivas de relacionarse con los niños. Cuando el castigo físico no logra los resultados deseados, y si los padres desconoces otros métodos, los golpes pueden incrementarse tanto en frecuencia como en intensidad o en acciones mucho más peligrosas para la integridad del niño.

La ira y frustración que no pueden ser expresadas de manera segura por un niño se quedan en su interior. La ira acumulada por años puede explotar frente a los padres cuyo hijo ahora se siente suficientemente fuerte para expresar su enojo.  El castigo físico parece producir “buena conducta” en los primeros años, pero siempre será a un precio muy alto, pagado por los padres y toda la sociedad cuando el niño entre en la adolescencia y la edad adulta.

Los golpes en las nalgas, una zona erógena en la infancia, puede crear en la mente del niño una relación entre dolor y placer sexual que puede acarrear dificultades en la adultez. Los anuncios en algunas revistas “alternativas” del tipo “Quiero unas nalgadas” atestiguan las tristes consecuencias de la confusión entre dolor y placer. Si un niño recibe poca atención de sus padres, excepto cuando le pegan o lo castigan, los conceptos de dolor y placer se mezclan en la mente del niño. Un niño en esta situación tendrá poca autoestima y creerá que no se merece nada bueno.

Incluso las nalgadas consideradas “no muy fuertes” pueden causar daño físico. Los golpes en la parte inferior de la columna vertebral envían ondas de choque a lo largo de toda la columna, y pueden lesionar al niño. La prevalencia del dolor en la espalda baja entre los adultos en nuestra sociedad bien puede tener sus orígenes en los golpes recibidos en la infancia. Algunos niños han quedado paralizados debido a nervios de la columna dañados por las nalgadas y algunos incluso han muerto, debido a complicaciones médicas que no han podido ser diagnosticadas

Los castigos físicos mandan el mensaje peligroso e injusto “de la ley del más fuerte”. Indican que es permisible hacer daño a otros siempre más pequeños y menos poderosos. El niños llega a la conclusión de que está permitido maltratar a los niños más pequeños. Cuando llegue a la edad adulta, no sentirá compasión por aquellos que son menos afortunados que él, y les temerá a los más poderosos. Esto le dificultará establecer relaciones con significado, tan esenciales para una vida emocional emocionalmente satisfactoria.

Debido a que los niños aprenden a través de sus padres como modelos, el castigo físico manda el mensaje de que los golpes son una manera adecuada para expresar sentimientos y resolver problemas. Si un niño nunca ve a sus padres resolver problemas de una manera creativa y humana, será difícil que él aprenda a hacerlo. Por esta razón, los patrones se repiten de generación en generación.
Una educación amable, apoyada en una base sólida de amor y respeto, es la única manera efectiva de lograr un buen comportamiento cimentado en fuertes valores internos, en lugar de un “buen comportamiento” superficial basado únicamente en el miedo.




♪ ♫ ♩ ♬
Que canten los niños, que alcen la voz, 
que hagan al mundo escuchar; 
que unan sus voces y lleguen al sol; 
en ellos está la verdad. 
que canten los niños que viven en paz 
y aquellos que sufren dolor; 
que canten por esos que no cantarán 
porque han apagado su voz... 


miércoles, 16 de julio de 2014

¿A DONDE HABRÁ ENVIADO ZEUS MI OTRA MITAD?


Según la mitología griega, los seres humanos fueron creados originalmente con cuatro brazos, cuatro piernas y una cabeza con dos caras. Temiendo su poder, Zeus los dividió en dos seres separados, condenándolos a pasar sus vidas en busca de su otra mitad.

El término fue mencionado por primera vez por Platón, que en su obra El Banquete menciona a un ser especial que reunía en su cuerpo el sexo masculino y el femenino y/o masculino-masculino y femenino-femenino.

Según cuenta el mito, estos seres intentaron invadir el Monte Olimpo, lugar donde viven los dioses, y Zeus, al percatarse de esto, les lanzó un rayo, quedando éstos divididos. Desde entonces, se dice que el hombre y la mujer andan por la vida buscando su otra mitad.

Este mito daría explicación a la homosexualidad y heterosexualidad en la antigüedad ya que según el cuento también habría andróginos compuestos por lo que serían dos hombres y andróginos integrados por dos mujeres.

Muchas veces habrás escuchado una teoría que interpreta el amor como una fuerza que empuja a una persona a buscar su complemento psicológico en la relación de pareja con otra persona (su "media naranja" o almas gemelas).

Para apoyar tal teoría se suele aludir al mito del andrógino que el filósofo ateniense Platón explica en su obra El Banquete:

Te habrán contado, pues, probablemente, muchas veces, que Platón nos relata cómo en otro tiempo existía una clase particular de ser humano que se llamaba andrógino; este ser reunía en sí a los dos sexos: el sexo femenino y el sexo masculino. Los seres humanos tenían formas redondeadas: la espalda y los costados colocados en círculo. Contaban con cuatro brazos, cuatro piernas, dos rostros y una sola cabeza. Tales cuerpos resultaban muy vigorosos y concibieron la idea de combatir a los dioses. Zeus, entonces, planeó un medio para debilitar a los seres humanos: dividirlos en dos. Desde entonces los humanos tuvieron que caminar sólo con dos piernas. Hecha esta división, cada mitad hace esfuerzos para encontrar a su otra mitad.

Cada uno de nosotros, diría Platón, "no es más que una mitad de ser humano, que ha sido separada de su todo como se divide una hoja en dos."

En el desarrollo de la cultura occidental posterior a la cultura griega se ha utilizado el mito del andrógino descrito por Platón para justificar la necesidad de complementación psicológica que los varones y las mujeres tienen entre sí.

Para establecer una relación de pareja, se llegó a afirmar alguna vez, que un varón necesita a una mujer; y una mujer necesita a un varón. Implícita, o explícitamente, se eliminan otras relaciones de pareja: si un varón, por ejemplo, no busca una complementación en una relación con una mujer, se afirmaba en el pasado, le faltaría algo. Y aquí se vuelve a apelar a la necesidad mutua que los varones y las mujeres tienen entre sí señalada por el mito del filósofo ateniense.


martes, 15 de julio de 2014

Frases de "El diario de una pasión", The Notebook


"Los poetas casi siempre describen el amor como un sentimiento que escapa a nuestro control, que vence a la lógica y al sentido común. En mi caso, fue exactamente así. No esperaba enamorarme de ti y dudo mucho de que tú tuvieras previsto enamorarte de mí. Pero cuando nos conocimos, ninguno de los dos pudo evitarlo. Nos enamoramos a pesar de nuestras diferencias y, al hacerlo, creamos un sentimiento singular y maravilloso. Para mí, fue un amor que sólo puede existir una vez, y por eso cada minuto que pasamos juntos ha quedado grabado en mi memoria. Nunca olvidaré un solo instante de nuestra relación.."

"El cuaderno de Noah", Nicholas Sparks

Para mi amor, Noah. Léemela y regresaré a ti.
La historia de nuestras vidas, por Allison Hamilton Calhoun.


Puedo ser divertido si quieres, o pensativo, listo o supersticioso, valiente,
incluso bailarín. Seré lo que quieras. Dime lo que quieres y lo seré por ti.
- Eres tonto.
- Lo podría ser.


"No soy nadie especial sólo un hombre normal con pensamientos corrientes y he llevado una vida muy normal. No me han hecho ningún monumento y mi nombre pronto quedara en el olvido. Pero segun como se mire he tenido mucho éxito como muchas otras personas en la vida. He amado a otra persona con todo mi corazón y para mí esto siempre ha sido suficiente."

—¡Di que soy un pájaro!
— No.
—¡Vamos dilo!
—Eres un pájaro.
—Bien, ahora di que tú también lo eres.
—Si tú eres un pájaro yo también."


Tienes esa magia en la mirada que me hace no poder mirar a nadie más, esa magia en los labios que me hace extrañarlos cuando no los puedo besar, esa magia en las manos que al recorrer mi cuerpo y me hacen volar.. Y es que no hay nada más mágico que un segundo a tu lado, porque MAGIA eres tú...

"Mi querida Allie, no pude dormir anoche porque sé que ahora sí se acabó entre los dos. Ya no estoy amargado porque sé que lo que tuvimos fue puro. Y si en un futuro lejano nos vemos en nuestras nuevas vidas, te sonreiré con alegría y recordaré el verano que pasamos debajo de los árboles aprendiendo el uno del otro y creciendo nuestro amor. El mejor tipo de amor es el que despierta el alma y nos hace procurarlo más. Que nos enciende un fuego en nuestros corazones y nos tranquiliza la mente. Eso es lo que me has dado. Eso es lo que yo esperaba darte para siempre."
Te amo. Te estaré viendo, Noah.


"Daría cualquier cosa por volver a esos momentos, todo a cambio de un segundo juntos, porque cuando todo empieza a ir mal lo único que deseo es volver a tu lado y abrazarte fuerte... Quiero volver a esos días donde sólo hacía falta una mirada para hacernos sonreír, donde el tiempo pasaba sin que nos diéramos cuenta y todo lo demás no importaba, sólo nosotros. Y quiero hacer de estos días junto a ti momentos que no pueda olvidar jamás..."


"Nuestro amor puede hacer todo lo que nos propongamos"


"Puedo ser lo que tu quieras, dime lo que quieres y lo seré por ti".


Noah: No será fácil, será difícil. Y tendremos que echarle ganas cada día, pero quiero hacerlo, porque te quiero. Quiero todo de ti, para siempre, tú y yo, cada día. ¿Harás algo por mí? ¿Por favor? Imagina tu vida. 30 años de hoy, 40 años de hoy, ¿cómo se ve? Si es ese tipo, pues, vete. Vete. Te perdí una vez, creo que lo podría hacer de nuevo si supiera que es lo que realmente quieres. Pero no tomes el camino más fácil.
Allie: ¿Cuál? No hay manera fácil, no importa lo que haga, alguien se lastima.
Noah: Deja de pensar en lo que quiere todo mundo. Deja de pensar en lo que quiero yo, en lo que quiere él, o lo que quieren tus padres. ¿Qué quieres tú? ¿Qué quieres tú?
Allie: No es tan sencillo.
Noah: ¿Qué quieres?
Allie: No es tan...
Noah: Carajo, ¿qué quieres?
Allie: Tengo que irme.


- ¿Crees que nuestro amor puede causar milagros?
- Sí lo creo, es lo que me hace volver contigo cada vez.
- ¿Crees que nuestro amor nos llevará juntos?
- Creo que nuestro amor puede hacer todo lo que queramos.



"El primer amor nunca se olvida, y si te vuelves a encontrar con el,
aquellos sentimientos inevitablemente volverán a surgir.

Siempre queda algo, siempre queda alguna pregunta por hacer...
lo nuestro no acabó, JAMÁS A ACABADO."

—¿Por qué no me escribiste? ¡Te esperé durante 7 años!
 ¡Y ahora ya es tarde!
—¡Te escribí 365 cartas! Una carta cada día durante un año!
— ¿Me escribiste?
— Sí. Lo nuestro no había acabado. ¡No ha acabado!


"Si algo quiero en esta vida, y siempre quise, es que seas feliz, y en mi opinión a mi lado nunca podrías serlo. Hay que admitir que vivíamos discutiendo, que nos llevábamos mal, que discutíamos, que éramos como el agua y el aceite en el terreno de la discusión. Pero estábamos locos el uno por el otro y eso hacía que lo nuestro siga en pie."


"El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma y nos hace aspirar a más, nos enciende el corazón y nos trae paz a la mente. Eso es lo que tú me has dado y lo que yo esperaba darte siempre".

"El amor es algo bueno, Sientes cosas, 
no sentir nada es algo demasiado triste".

"Has amado alguna vez a alguien hasta llegar a sentir que ya no existes?, ¿hasta el punto en el que ya no te importa lo que pase?, ¿hasta el punto en el que estar con él ya es suficiente, cuando te mira y tu corazón se detiene por un instante?. Yo sí... ".
"En tiempos de desdicha y sufrimiento, te abrazaré, te acunaré y haré de tu dolor el mío. Cuando tú lloras, yo lloro, cuando tú sufres, yo sufro. Juntos intentaremos contener el torrente de lágrimas y desesperación, y superar los misteriosos baches de la vida."









Disfruté mucho haciendo este post, "El Diario de una Pasión", es una película  tan hermosa, que se te mete en el corazón. La he visto varias veces y siempre y cada vez, me emociono al verla.

jueves, 10 de julio de 2014

Los amores no correspondidos son la droga natural más potente de este mundo.


“Sigo pensando que los amores no correspondidos son la droga natural más potente de este mundo. Tanto de los que los sienten como de los que no los corresponden… Todos siempre acaban sufriendo, pero vuelven a caer en sus redes…

Hay una épica difícil de explicar: se sufre, se intenta, se sufre, se prueba… ¿Qué te lleva a desear a alguien con tanto ahínco cuando sabes que no te quiere?”

– Albert Espinosa, Brújulas que buscan sonrisas perdidas  


♫ ♩ ♬♪
Quisiera amarte menos no verte mas quisiera 
Salvarme de esta hoguera que no puedo resistir
No quiero este cariño que no me descanso 
Hoy sufro si te alcanzo y lejos no se vivir 
Quisiera amarte menos por que esta ya no es vida 
Mi vida esta perdida de tanto quererte 
No se si necesito tenerte o perderte 
Yo se que te querido mas de lo que he podido 
Quisiera amarte menos buscarte el olvido 
Y en vez de amarte menos te quiero mucho más 


martes, 8 de julio de 2014

Recuerda, si un perro fuera tu maestro aprenderías cosas como:


-Cuando tus seres queridos llegan a casa, siempre corre a saludarlos.
- Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.
- Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea de puro éxtasis.
- Toma siestas.
- Estírate antes de levantarte.
- Corre, brinca y juega a diario.
- Mejora tu atención y deja que la gente te toque.
- Evita morder cuando un simple gruñido sería suficiente.
- En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda en el pasto.
- Cuando estés feliz, baila alrededor, y mueve todo tu cuerpo.
- Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.
- Se leal.
- Nunca pretendas ser algo que no eres.
- Si lo que quieres esta enterrado, escarba hasta que lo encuentres.
- Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estas ahí.

-Desconozco el autor

lunes, 7 de julio de 2014

DISCULPA, ¿podrías mover tu indiferencia?


"Disculpa, ¿podrías mover tu indiferencia? Creo que está aplastando a mi corazón."

APRENDI...


A los 9 años, aprendí que mi profesora sólo me preguntaba cuando yo no sabía la respuesta.

A los 10, aprendí que era posible estar enamorado de cuatro niñas al mismo tiempo.

A los 12, aprendí que, si tenía problemas en la escuela, iban a ser mas grandes en casa.

A los 13, aprendí que cuando mi cuarto quedaba del modo que yo quería, mi mamá me mandaba a ordenarlo.

A los 15, aprendí que no debía descargar mis frustraciones en mi hermano menor, Porque las frustraciones de mi papá eran mayores y su mano más pesada.

A los 20, aprendí que los grandes problemas siempre empiezan pequeños.

A los 25, aprendí que nunca debía elogiar la comida de mamá cuando estaba comiendo algo preparado por mi mujer.

A los 27, aprendí que el título obtenido no era la meta soñada.

A los 28, aprendí que se puede hacer, en un instante, algo que te puede doler la vida entera.

A los 30, aprendí que cuando mi mujer y yo teníamos una noche sin los niños pasábamos la mayor parte del tiempo hablando de ellos.

A los 33, aprendí que a las mujeres les gusta recibir flores, especialmente sin ningún motivo.

A los 34, aprendí que no se cometen muchos errores con la boca cerrada.

A los 38, aprendí que, siempre que estoy viajando, quisiera estar en casa; y siempre que estoy en casa me gustaría estar viajando.

A los 39, aprendí que puedes saber que tu esposa te ama cuando quedan dos galletas y ella elige la más chiquita

A los 42, aprendí que si estás llevando una vida sin fracasos, no estás corriendo los suficientes riesgos.

A los 44, aprendí que puedes hacer a alguien disfrutar el día con solo enviarle un emailcito.

A los 47, aprendí que niños y abuelos son aliados naturales.

A los 55, aprendí que es absolutamente imposible tomar vacaciones sin engordar cinco kilos.

A los 63, aprendí que es razonable disfrutar del éxito, pero que no se debe confiar demasiado en él. Y que no puedo cambiar lo que pasó, pero puedo dejarlo atrás.

A los 64, aprendí quela mayoría de las cosas por las cuales me he preocupado nunca sucederían.

A los 67, aprendí que si esperas a jubilarte para disfrutar de la vida, esperaste demasiado tiempo.

A los 71, aprendí que nunca se debe ir a la cama sin resolver una pelea.

A los 72, aprendí que, si las cosas van mal, yo no tengo por qué ir con ellas.

A los 76, aprendí que envejecer es importante.

A los 91, aprendí que amé menos de lo que hubiera debido.

A los 92, aprendí que todavía tengo mucho para aprender.

Siempre estamos aprendiendo algo nuevo, algo lindo, algo digno, como por ejemplo que la paz no se logra si realmente no se está dispuesto a perdonar por ella, entender cual es la verdadera importancia de la familia, de la gente simple, de la vida misma.

Que si bien todos tenemos distintas cualidades, capacidades y habilidades, sepamos valorar las que tenemos y podamos ofrecerlas a los demás, y disfrutar con las que otros nos pueden brindar.

Saber aceptar nuestras limitaciones y no olvidarnos de nuestras metas, aunque muchas veces parezcan muy lejanas y difíciles.


Encaminarse hacia ellas es el primer paso.

Desconozco el autor