miércoles, 25 de septiembre de 2013

Diez requisitos que muestran que una persona es madura en lo mental, psíquico y afectivo.


En la cultura occidental, una persona es madura en el plano de lo mental, psíquico y afectivo en la medida en que haya logrado un buen nivel en los siguientes pasos:
  1. Actitud flexible, serena y tolerante ante las nuevas situaciones y circunstancias y capacidad de cambiar cuando sea lo más razonable y conveniente
  2. Ser “uno mismo” y tener criterio firme y claro ante las personas, situaciones y cosas, pero sin tozudez y con buena disposición para admitir los propios errores.
  3. Capacidad para pensar y obrar con absoluta independencia y aceptar la realidad por dura que sea, con presencia de ánimo y sin recurrir a lamentaciones inútiles ni a escenas melodramáticas.
  4. Semblante y aspecto exterior ecuánime y gozoso, irradiando alegría y felicidad, sintiéndose un ser privilegiado de la vida aunque sólo sea por vivir y no perder el sentido del humor.
  5. Aceptación de sí mismo en todos los aspectos; alto nivel de autoestima y autoamor; capacidad para perdonarse a sí mismo y perdonar. Buen amigo de sí y de los demás. Disfruta de relaciones afectuosas, emocionales y altruistas con sus semejantes.
  6. Capacidad para disfrutar de todo en cualquier momento y lugar y de las cosas más corrientes y sencillas, pero día a día, minuto a minuto.
  7. Gran amplitud de conciencia, generosidad, preocupación por el prójimo, por sus necesidades y carencias. Deseo de sentirse útil y permanente actitud de servicio para la sociedad en que vive.
  8. Estar bien dotado para tolerar ciertas dosis de soledad y desamparo y bien entrenado para superar dificultades, problemas y frustraciones sin dejarse abatir por el desaliento.
  9. Capacidad de empatía, de ver las cosas desde la óptica de la persona que tiene delante, teniendo en cuenta las circunstancias que le impulsan a obrar de esta o aquélla manera.
  10. Finalmente, todo persona madura tiene un proyecto de vida que le autorrealiza y le proporciona verdadera felicidad y satisfacciones. Tal proyecto es diseñado teniendo como referencia una escala de valores morales, dando prioridad al respeto, la honradez, la solidaridad, la tolerancia y el objetivo de pasar por la vida haciendo el bien en lo posible.
Este decálogo fue entregado por el Dr. Bernabé Tierno a los asistentes del II Congreso Internacional Educación y Familia (2-4 de diciembre 2004, en al Universidad Católica San Antonio de Murcia)

La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño. -Friedrich Wilhelm Nietzsche

lunes, 9 de septiembre de 2013

La vida es para besos profundos...


"La vida es para besos profundos, aventuras extrañas, baños a media noche y conversaciones intrascendentes."
-Desconozco el autor

viernes, 6 de septiembre de 2013

EL TIEMPO NO REGRESA



En esta época todos hablan de calidad en los  productos, de  calidad en los procesos, calidad de servicios, calidad de sistemas. Muy poca gente habla de calidad humana, calidad de vida y sin ella, todo lo demás es apariencia, sin fundamento.

Hablar de calidad humana es cuidar nuestros vínculos con los demás. Necesitamos rehacer nuestros vínculos humanos.

De nada sirve trabajar de sol a sol en un lugar donde no tenemos amigos y llegar cansados a un hogar en el que nadie se interesa en saber cómo nos fue.

¿Para qué trabajar tanto si nos sentimos solos?

Es triste leer un libro y no tener a alguien con quien comentarlo, es doloroso sentirse preocupado y no contar con una persona a quien abrirle el corazón.

De nada vale estar al frente de una cancha de tenis, de fútbol o frente a un juego de salón si no tenemos con quien jugar, con quien disfrutar ese momento.

En muchas ocasiones estamos asustados, asustados de lo que tal vez no podemos hacer; asustados de lo que pensaría la gente si tratamos. 

Después de todo cruzamos por esta vida una sola vez, no hay tiempo para tener miedo. Así que ¡intenta! intenta aquello que no has hecho, arriésgate, participa en el maratón, escribe aquella carta, enfréntate como ganador a las cosas cotidianas.

Habla en contra de lo que no te gusta, visita pueblos que no conozcas, llámale y dile cuánto le amas, pero sin fingir. 

El tiempo no regresa. No tienes nada que perder y todo  ¡Todo que ganar! Haz que esto sea una realidad en tu vida.

Carlos Cuauhtémoc Sánchez 

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Si amas... ama abiertamente


Veinte monjes y una monja, de nombre Eshun, practicaban la meditación con cierto maestro Zen.

Eshun era muy bella, aún a pesar de llevar la cabeza afeitada y vestir las burdas ropas del monacato. Varios monjes estaban en secreto enamorados de ella. Uno de ellos le escribió un día una carta en la que la declaraba su amor, insistiendo en que concertase con él una entrevista en privado.

Eshun no contestó.

Al día siguiente, el maestro daba una conferencia al grupo. Al acabar la disertación, Eshun se levantó y, señalando con el dedo al autor de la misiva, dijo:

- Si en verdad me amas tanto, ven aquí y abrázame ahora.



-Desconozco el autor




♪ ♫ ♩ ♬
Amar, amar, amar, amar de frente,
amar desde la vida hasta la muerte,
amar, amar las cosas y la gente,
amar, dejar al sol sin esconderse.