domingo, 19 de noviembre de 2017

Las relaciones y los afectos se cultivan con el tiempo


La frase se la dice el zorro al principito: 

"Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante."

El principito.
- Antoine de Saint-Exupéry.

Me doy cuenta que necesito un amor del bueno


Me doy cuenta que he repartido mi vida entre amores ligeros, amores baratos, amores vacíos, amores llenos de soledad. Me doy cuenta de que mi tiempo ha sido mal invertido, en amores de un atardecer, amores de una noche, amores de pocos besos. Me doy cuenta que necesito un amor del bueno, un amor que dure, un amor eterno, un amor de libros, un amor de cuentos.

- Edgar Pareja




sábado, 18 de noviembre de 2017

Puedes no ser su primero, su último o su único.

 

Puedes no ser su primero, su ultimo o su único. Ella amo antes y puede amar de nuevo. Pero si ella te ama ahora, Que otra cosa importa? Ella no es perfecta, tú tampoco lo eres, y ustedes dos nunca serán perfectos. Pero si ella puede hacerte reír al menos una vez, te hace pensar dos veces, si admite ser humana y cometer errores, no la dejes ir y dale lo mejor de ti. Ella no va a recitarte poesía, no está pensando en ti en todo momento, pero te dará una parte de ella que sabe que podrías romper, su corazón.. No la lastimes, no la cambies, y no esperes de ella más de lo que puede darte. No analices. Sonríe cuando te haga feliz, grita cuando te haga enojar y extráñala cuando no esté. Ama con todo tu ser cuando recibas su amor. Porque no existen las chicas perfectas, pero siempre habrá una chica que es perfecta para ti.. 

- Bob Marley

Dile que te importa, que tiene su lugar, dale lo que se merece.


Mira tu cuerpo, arruinado por la falta de amor y de confianza. ¿Acaso no ves que necesita de tu atención? Entonces, no rechaces tu cuerpo lastimado. Que te soportó durante tanto tiempo y nunca se quejó. Dile que te importa, que tiene su lugar, dale lo que se merece.

Films: Angel-A. de Luc Besson




martes, 14 de noviembre de 2017

Te recuerdo siempre un poco más de lo necesario...


Te recuerdo siempre un poco más de lo necesario. Y esto sucede porque a veces el corazón y la mente se complotan para recordarme lo bien que la pasábamos juntos. Qué ironía del destino, habernos llenado el alma de tanto amor y quedarnos tan vacíos.

- Leunam 



♪ ♫ ♩ ♬
Por que no olvido tu canción 
será porque tanto te amé, 
que aquí sentado en esta pieza 
sobre esa misma mesa 
anoche te lloré. 
Por que no olvido tu canción, 
si el río va y no vuelve más 
Reloj eterno de las horas y esta canción que llora 
sobre mi ventanal. 

Soy consciente de mis altas probabilidades de fracasar...

 

Soy consciente de mis altas probabilidades de fracasar, para mayor escarnio de mi nombre pero, si me quedo en este lugar, las exiguas opciones de tener éxito se convertirán en cero. Así de simple. Se trata de optar entre aceptar mi ridícula vida o luchar por las raquíticas posibilidades que me quedan de triunfar.

- Gerardo Pérez Sánchez 


lunes, 13 de noviembre de 2017

... que a tus años y a mis años ya no tenemos edad para amarnos.


Nos dicen que a tus años y a mis años ya no tenemos edad para amarnos. Que nos espera por todo hogar las cuatro paredes de un asilo, como única ventana la luz de un televisor, como única emoción las partidas de cartas, como única compañía el calor de un animal y como única esperanza esperar un nuevo día.

¡Yo sigo vivo!. Mis manos todavía pueden acariciar, y mis labios se mueren por volver a besar los tuyos. Mis pies aún recuerdan los viejos pasos de baile, y mis brazos todavía pueden estrecharte con fuerza, para cálidamente protegerte, otra vez, de cualquier viento.

Ni tus sentimientos ni los míos tienen arrugas, están limpios, claros a la luz de nuestros ojos. Tu cuerpo y el mío hace mucho que dejaron de ser niños; pero tienes los ojos azules de niña traviesa, y mi alma corre todas las tardes a la playa resistiéndose día a día a madurar, para poder volver a jugar entre las peñas, e ir a robar para ti manzanas de los huertos prohibidos. Pero no recuerdes, no quiero recordar el pasado, ni el bueno, ni el malo. Quiero vivir el ahora, el ya, contigo abrazados.

Vivir nuevas emociones, inventar nuevos besos, recorrer nuevos senderos. Antes de volver a encontrarte vagaba como un minero sin luz, entre frías galerías de infinita oscuridad azul, excavando cada día, con mis manos, una nueva razón para vivir. Pero ahora tú eres mi faro, mi razón única, mi esencia. Quiero volver a pasear mis dedos por tu melena, a que vuelvas a sonreír con mis tonterías, a tomar un helado compartido, a acariciarnos en la oscuridad y abrazarnos hasta el amanecer.

No me hables de los años pasados y perdidos, el único tiempo para mi baldío es el que pasa sin estar a tu lado, sin poder decirte que te quiero, sin querer amarte, sin amar hasta querer morir en tus brazos, sin morir por tu querer, sin querer que me ames como yo te quiero, y te amo, y muero. Y sé que me quieres; porque la luz de tus ojos es la misma de siempre y tus ojos nunca han mentido.

El tiempo ha pasado y nuestras vidas han corrido y tropezado muchas veces. Maldigo a la parca que ha jugado con los hilos de nuestro destino. Pero ahora volvemos a unirnos, no en nuestra hora final, sino en una nueva hora primera.

Que digan lo que digan nuestros hijos y nietos, que puede que lleven nuestra sangre; pero no nuestros sentimientos. Que a tus años y a los míos vamos a amarnos hasta el último suspiro.

- Antonio Rodríguez Dosantos