miércoles, 31 de mayo de 2017

Vamos, te “amputo” de mi...


No pretendo causarte lástima, a ti ni a nadie, tampoco quiero que te sientas culpable de nada, te escribo para decirte que te libero de mi, vamos, te “amputo” de mi, sé feliz y no me busques jamás. 

—  Frida Kahlo

martes, 30 de mayo de 2017

Tal vez un día el sol deje de brillar, pero entonces iré a bañarme en la lluvia...

Aristóteles Onassis

Tal vez yo voy a envejecer muy rápido, pero lucharé para que el día haya valido la pena.

Tal vez sufra innumerables desilusiones en el transcurso de mi vida, pero haré que ellas pierdan la importancia delante de los gestos de amor que encuentre.

Tal vez yo no tenga la fuerza para realizar todas mis ideas, pero jamás me consideraré un derrotado.

Tal vez en algún instante yo sufra una terrible caída, pero no me quedaré mucho tiempo mirando para el suelo.

Tal vez un día el sol deje de brillar, pero entonces iré a bañarme en la lluvia.

Tal vez un día yo sufra alguna injusticia, pero jamás iré a asumir el papel de víctima.

Tal vez yo tenga que enfrentarme con algunos enemigos, pero tendré la humildad para aceptar las manos que se extendieron hacia mi.

Tal vez en una de esa noches frias yo derrame muchas lágrimas, pero jamás tendré vergüenza por ese gesto.

Tal vez yo sea engañado muchas veces, pero no dejaré de creer que en algún lugar alguien merece mi confianza.

Tal vez con el tiempo yo reconozca que cometí muchos errores, pero no desistiré de seguir recorriendo mi camino.

Tal vez con el transcurrir de los años yo pierda grandes amigos, pero aprenderé que aquellos que son mis verdaderos amigos jamás estarán perdidos.

Tal vez algunas personas quieran mi mal, pero yo continuaré plantando las semillas de fraternidad por donde yo pase.

Tal vez yo me quede triste al percibir que no consigo seguir el ritmo de la música, pero entonces haré que la música siga el compás de mis pasos.

Tal vez yo nunca consiga ver un arco íris, pero aprenderé a diseñar uno aunque sea dentro de mi corazón.

Tal vez hoy me sienta débil, pero mañana recomenzaré, aunque sea de manera diferente.

Tal vez yo nunca aprenda todas las lecciones necesarias, pero tendré en la conciencia que las verdaderas enseñanzas ya están grabadas en mi interior.

Tal vez yo me deprima por no saber la letra de aquella canción, pero estaré feliz con las otras capacidades que si poseo.

Tal vez no tenga motivos para grandes conmemoraciones, pero no dejaré de alegrarme con las grandes conquistas.

Tal vez la voluntad de abandonar todo se torne mi compañera, pero en vez de huir, correré detrás de lo que deseo.

Tal vez yo no sea exactamente quien me gustaría ser, pero pasaré a admirar a quien soy.

Porque al final sabré que así mismo con incontables dudas, soy capaz de construir una vida mejor. Y si todavía no me convencí de esto, es por que creo en el dicho “todavía no llegó el fin”,  porque al final no habrá ningún “tal vez” y sí la certeza de que mi vida valió la pena y yo hice lo mejor que podía.

Autor: Aristóteles Onassis


Me besó con una intensidad de 8.7

 

Me besó con una intensidad de 8.7 en la escala de Richter, hubo pérdida total de la cordura.

- Alejandro Ramos Ayala


lunes, 29 de mayo de 2017

Nos acostumbramos a ahorrar vida...


Nos acostumbramos a vivir en departamentos y a no tener otra vista que no sea las ventanas de alrededor.

Y porque no tiene vista, luego nos acostumbramos a no mirar para afuera.

Y porque no miramos para afuera, luego nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas.

Y porque no abrimos del todo las cortinas luego nos acostumbramos a encender mas temprano la luz.

Y a medida que nos acostumbramos, olvidamos el sol, olvidamos el aire, olvidamos la amplitud.

Nos acostumbramos a despertar sobresaltados porque se nos hizo tarde.

A tomar café corriendo porque estamos atrasados.

A leer el diario en el ómnibus porque no podemos perder tiempo.

A comer un sandwich porque no da tiempo para almorzar.

A salir del trabajo porque ya es la noche.

A dormir en el ómnibus porque estamos cansados.

A cenar rápido y dormir pesados sin haber vivido el día.

Nos acostumbramos a esperar el día entero y oír en el teléfono: "hoy no puedo ir". "A ver cuando nos vemos" "La semana que viene nos juntamos".

A sonreír a las personas sin recibir una sonrisa de vuelta.

A ser ignorados cuando precisábamos tanto ser vistos.

Si el cine esta lleno nos sentamos en la primera fila y torcemos un poco el cuello.

Si el trabajo esta complicado, nos consolamos pensando en el fin de semana.

Y si el fin de semana no hay mucho que hacer, o andamos cortos de guita, nos vamos a dormir temprano y listo, porque siempre tenemos sueño atrasado.

Nos acostumbramos a ahorrar vida.

Que, de a poco, igual se gasta y que una vez gastada, por estar acostumbrados, nos perdimos de vivir.


"La muerte esta tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja"
- Anónimo


— Desconozco el autor

La vida es desierto y oasis...


No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis...

- Walt Whitman


¿Qué busco?



¿Qué sé? ¿Qué busco? ¿Qué siento? ¿Qué pediría si tuviese que pedir?.

- Fernando Pessoa, El libro del desasosiego. 


sábado, 27 de mayo de 2017

Dime tú… ¿acaso has sufrido así alguna vez?


-¿Acaso te has despertado en medio de la noche para llorar con los recuerdos? ¿Has sentido que te perforan sin piedad el pecho? ¿Te has soltado en llanto por la sola mención de un nombre?

Dime tú… ¿acaso has sufrido así alguna vez?


- Garganta de Algodón



♪ ♫ ♩ ♬
No te puedo olvidar,
tu ausencia es algo
que me tiene herida,
la noche es larga y mi
cuerpo extraña,
el amarte otra vez,
como ya lo hice ayer.


Al final todas somos Frida...


Al final todas somos Frida, todas tenemos un amor eterno, tormentoso, que nos pide el eterno retorno. Todas hemos conocido a Diego, con otro nombre, de otro tiempo, pero un Diego que nos hace morir un poco más cada vez que aparece.

- Desconozco el autor

jueves, 25 de mayo de 2017

¡Buenos días princesa! he soñado toda la noche contigo...


"- ¡Buenos días princesa! he soñado toda la noche contigo, íbamos al cine y tu llevabas aquel vestido rosa que me gusta tanto, solo pienso en ti princesa, pienso siempre en ti, y ahora..

- Mamá! Papá me lleva en carretilla, pero lo hace fatal me hace morir de risa, vamos los primeros! Cuántos puntos tenemos hoy papá?

- Corre! Vamos! que vienen los malos que gritan! Vamonos!

- Dónde?

- Aquí, aquí, ven corre ven! Deprisa".

— Frase del film La vida es bella





miércoles, 24 de mayo de 2017

Hay que ser muy valiente para vivir con miedo


Hay que ser muy valiente para vivir con miedo. Contra lo que se cree comúnmente, no es siempre el miedo asunto de cobardes. Para vivir muerto de miedo, hace falta, en efecto, muchísimo valor.

- Ángel González , La primavera avanza 

domingo, 21 de mayo de 2017

Urge que la tierra se llene de cantores, poetas, soñadores...

Cantores, poetas soñadores de Cuba.
Urge que la tierra se llene de cantores, poetas, soñadores, hombres y mujeres que nos digan que la vida merece la pena vivirla. Todos llevamos en el alma un cantor, un poeta, un soñador.·

- Desconozco el autor




Y creo que ya me olvidó...


Y creo que ya me olvidó...  Fue de esos amores pasajeros, de ésos que nunca se arriesgaron a entregar todo de sí, que no quisieron quedarse, que su orgullo valió más que sus verdaderos sentimientos.

- Juan Carlos Torbisco


♪ ♫ ♩ ♬
Ella, ella ya me olvidó 
yo, yo la recuerdo ahora 
era como la primavera 
su anochecido pelo 
su voz dormida al beso 


jueves, 18 de mayo de 2017

Déjame decirte que el amor de tu vida no es quien te enamoró y se fue...


Déjame decirte que el amor de tu vida no es quien te enamoró y se fue, ni el que se fue y te remplazó, ni mucho menos quien te promete estar siempre ahí y se marcha para siempre. El amor de tu vida será o es quien te acepta como eres; no te abandona, es atento, te quiere con o sin cicatrices, te es sincero, te da todo su amor y sobre todo, se queda ahí hasta el final.

—  Desconozco el autor


♪ ♫ ♩ ♬
Cuando amas a alguien 
Entregas la vida, darlo todo es poco. 
Cuando amas a alguien 
Solo en dos palabras se define todo 
Cuando amas a alguien...


miércoles, 17 de mayo de 2017

¿Pero alguna vez somos adultos del todo?


En la vida llega un momento en el que te conviertes en adulto. Tienes edad para votar, para beber y para otras cosas de adultos. De pronto esperan que seas responsable. Sé adulto. Crecemos. Nos hacemos mayores. ¿Pero alguna vez somos adultos del todo? En ciertos aspectos crecemos. Creamos una familia. Nos casamos. Nos divorciamos. En general seguimos con los mismos problemas que cuando teníamos 15 años. Por mucho que crezcamos y nos hagamos mayores, seguimos tropezando. Siempre dudando. Eternamente jóvenes.”   

-  Anatomía de Grey

martes, 16 de mayo de 2017

Deberíamos dejar de pedir permiso...

 

Deberíamos dejar de pedir permiso, de pedir disculpas y de arrepentirnos. Deberíamos dejar de mirar atrás como si pudiéramos cambiar algo. Deberíamos dejarnos sentir más y pensar menos, preocuparnos menos y vivir más.

—Lucas Hugo Guerra
#mindofbrando

domingo, 14 de mayo de 2017

A la madres: Un millón de aplausos por abrazarnos con el corazón...


Nuestra madre es la primera figura en nuestras vidas. Aunque pasemos por diferentes etapas, siempre estará allí para apoyarnos pase lo que pase y nos querrá de forma incondicional

Nuestras madres son mujeres llenas de títulos, licenciadas en amor, enfermeras del alma capaces de curar las heridas con un beso, sanadoras del corazón y expertas en cariño. Ellas son nuestras niñeras, nuestras confesoras, nuestras maestras de vida, nuestras eternas acompañantes…

Sus enseñanzas brillan a través de sus ojos, unos ojos que nos han ofrecido el privilegio de ver cada día el reflejo de las batallas de la vida. Ellas saben a unos besos que siempre han sabido sellar con suavidad nuestros desvelos y preocupaciones.

Ellas son unas manos que se han pasado años forjando escudos para protegernos y unos brazos que son mucho más que el rincón en el que nos escondíamos de un mundo al que no queríamos rendir cuentas…

En definitiva, las madres son almas que siempre serán sinónimo de amor, de un amor más puro que nada en el mundo: el de una madre a sus hijos.

La verdad es que lo que se siente por una madre es algo que las palabras no alcanzan a describir. Podemos intentarlo, pero no seremos capaces de expresar todo lo que nos viene al corazón cuando pensamos en ellas, pues se nos desborda el alma al sentir un amor tan inmenso.


Lo que significa una madre

Lo cierto es que durante nuestro camino la consideración hacia nuestras madres va cambiado. Cuando somos pequeños pensamos en ellas como una especie de divinidad que todo lo puede y todo lo sabe.

Probablemente en la adolescencia rebajamos la intensidad de todas esas creencias para, posteriormente, recuperarlas en la edad adulta con cierta nostalgia. Así, hoy por hoy, lo más seguro es que veamos a nuestras madres como omnipotentes y omniscientes superheroínas.

Sea como sea, su amor es el culpable de que no nos conformemos con cualquier cosa, de que queramos reaprender a cada instante y de que podamos mirar la vida sintiéndonos tanto capaces de dar amor como merecedores de recibirlo.

Todo esto ayuda a conformar nuestra historia emocional desde el primer momento de nuestras vidas. Gracias al amor, a los besos y a las caricias hemos podido crecer cuando más pequeños nos sentíamos y hemos llenado los vacíos de la desesperación.

“Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo… En cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado”

-Madre Teresa de Calcuta-

Lo que todos llevamos anudado en el corazón

Todos los hijos llevan consigo a su madre, y viceversa. La relación que tengamos con nuestras madres formará una huella en nuestro interior que siempre permanecerá con nosotros, un legado emocional.

En condiciones normales, nuestra madre es la primera figura que nos ofrece una experiencia de cariño y de sustento. A través de ella comenzamos a comprender cómo funciona el mundo, nuestro yo y nuestras capacidades.

Así, de su mano conocimos la cara y la cruz de la vida, la alegría, el sosiego y la tranquilidad. De la misma forma, desde bebés aprendimos lo que era verdadera tristeza y angustia si ella se alejaba de nosotros o no nos prestaba la atención que demandábamos.

Gracias a ese vínculo hemos ido desarrollando nuestras emociones, nuestros sentimientos y nuestra capacidad de comprendernos. Por eso, y por darnos la vida, el legado de una madre es el más esencial de nuestra existencia.

“Nuestras células se dividieron y desarrollaron al ritmo de los latidos de su corazón; nuestra piel, nuestro pelo, corazón, pulmones y huesos fueron alimentados por su sangre, sangre que estaba llena de las sustancias neuroquímicas formadas como respuesta a sus pensamientos, creencias y emociones.

Si sentía miedo, ansiedad, nerviosismo, o se sentía muy desgraciada por el embarazo, nuestro cuerpo se enteró; si se sentía segura, feliz y satisfecha, también lo notamos”

-Christiane Northrup-

Un aplauso por todas aquellas madres que brindan amor

A lo largo de la vida, una mujer interpreta una larga lista de papeles. Uno de los más importantes es ser madre. Si a esto le unimos que una madre no deja de ser mujer, hija, hermana, esposa, novia o amiga, nos encontramos con un montón de prioridades anudadas.

Por esta razón es inevitable que los hijos nos encontremos ante la influencia de una compleja historia emocional que nuestra madre ha ido tejiendo a nuestro alrededor.

En este sentido, se dice que la mejor herencia que una madre puede dejar a sus hijos es sanarse como mujer, pues lo ideal es que una madre no contagie expectativas a sus hijos autoimponiéndose obligaciones y sacrificios por haber nacido mujer.

Por lo tanto, dado que la mejor educación es la que se promueve a través del ejemplo, este legado emocional conformará gran parte de los valores que sus hijos integrarán y darán a conocer en el mundo.

Así es que no se nos debe olvidar dar gracias a cada una de ellas por su paciencia, por su capacidad para hacernos aprender de los errores, por su orgullo, por su decisión y por su amor incondicional.

Un millón de aplausos por abrazarnos con el corazón, por entregarnos la vida, por haber dormido con un ojo abierto cuando enfermábamos, por darnos tanto y por pedirnos tan poco… En definitiva, un gracias infinito por ser nuestros ángeles de la guarda.

♪ ♫ ♩ ♬
Cariño que Dios me ha dado para quererlo,
cariño que a mi me quiere sin interés,
el cielo me dio un cariño sin merecerlo,
mirando ¡ay! esos ojitos sabrán quien es,
con ella no existe pena que desespere
cariño que a mi me quiere con dulce amor
para ella no existe pena que no consuele
mirándole su carita yo miro a Dios.

Coro:x2
¡Ay! que dichoso soy
cuando la escucho hablar
con cuanto amor le doy este cantar
¡Ay! que dichoso soy
con ella soy feliz
¡viva! su vida mi cariñito que tengo aquí.


jueves, 11 de mayo de 2017

El amor como equipaje, emigrar en pareja


El amor como equipaje

Tener una relación sólida, basada en el respeto y la comunicación, no es que sea un requisito indispensable para emigrar. Pero el amor ayuda, y bastante. Contar al 100% con tu esposo/a o novio/a, saber que esa persona estará a tu lado para enfrentar juntos todo lo que viene, es algo cuyo valor se pierde de vista.

Los que hemos emigrado en pareja sabemos que es un proceso que es más llevadero si se comparte. Bien sea que ambos se involucren desde el principio en toda la planificación, o que por el contrario, uno le haya dicho al otro: “encárgate tú de todo, y me avisas cuando estemos listos para partir”. En algún momento dado, al comienzo o al final, ambos van a converger en el hecho de que están cerrando un ciclo y empezando otro.

Emigrar es un evento de gran magnitud en la vida de cualquiera, que puede sacar lo mejor de cada uno. Pero también el estrés de emigrar puede hacer aflorar rasgos de nuestra personalidad que quizás no se muestran muy a menudo, o que ni sabíamos que teníamos, buenos o malos, que aparecen precisamente por lo desafiante de la situación y que definen nuestra manera de enfrentarla. Gente que al irse de su país se volvió muy echada pa´lante, o por el contrario se encerró en sí misma. Personas que normalmente eran tranquilas y reservadas, y ahora se sienten con más libertad de hacer muchas cosas o inclusive, de reinventarse. En algún momento podemos notar que nuestra pareja se comporta de repente un poco distinto, o hasta nosotros mismos. Total, la experiencia migratoria es novedosa para ambos, y como toda primera vez se pondrá a prueba nuestra capacidad de respuesta.

Es allí donde tenemos que recurrir al elemento más valioso que pudimos haber metido en la maleta: el amor (y sus derivados). Comunicación, empatía, confianza, respeto, apoyo, tolerancia, paciencia, comprensión… todo esto y más lo vamos a necesitar para  manejar las distintas reacciones y emociones (nuestras, de la pareja, de los hijos) ante la cadena de experiencias que se van a suceder desde que abordamos el avión.

Cuando se acaba la primera etapa color de rosa, en la cual nos sentimos como turistas de vacaciones, viene la segunda donde nos toca enfrentar la realidad: Vinimos para quedarnos. Ahora vivimos aquí. De golpe nos llega el desarraigo. Sentirnos lejos de nuestra “zona de comfort”, lejos de nuestra vieja casa, el trabajo que conocemos, el país donde crecimos, la familia extendida y los amigos. Es inevitable comenzar a experimentar una especie de duelo.

Y esperen que hay más… Los primeros meses pueden ser muy retadores, por no decir duros. Los días pasan y aún no tienes trabajo, los ahorros se te van acabando, tu hijo está frustrado porque no entiende el inglés de la maestra y tu esposa está deprimida porque extraña a su mamá. Aún eres nuevo en este país, aquí no tienes muchos amigos ni familia, y a ratos te sientes solo. ¿A quién vas a recurrir a contarle tus penas y preocupaciones? ¿En quién buscarás apoyo?

Te volteas, y allí está junto a tí, tu pareja, compañera de vida y de viaje. Es el momento justo para traer el amor al primer plano y ponerlo por encima de todo lo demás. Incondicional y sin excusas. Si no lo habían hecho antes, es el momento de trabajar en equipo.

No puedo ser más enfática en la importancia de compartir planes, metas, sueños, temores, anhelos, inclusive antes de venir. Siéntense a conversar, planifiquen juntos. Recuerden a menudo los motivos que los hicieron emigrar, los sueños que quieren cumplir en su nuevo país. Si tienen metas individuales, anímense el uno al otro para cumplirlas. Si quieren reinvertarse, que mejor manera de arrancar que contando con el apoyo de tu ser amado. Sean “equipo”, y sobre todo: quiéranse y mucho.

Cuando emigramos nuestra pareja nos necesita más que nunca. Nosotros necesitamos de él o ella más que nunca. Nuestros hijos nos necesitan como padres más que nunca. Son muchas necesidades juntas que cubrir, pero todo eso se puede si hay AMOR.  Es seguro que vendrán momentos difíciles, cada uno con su mezcla de sentimientos, pero la vida familiar, profesional y de pareja continúa y no podemos descuidarla en ningún aspecto. Además, ¿acaso no fué por amor que tomamos la decisión de buscar otros horizontes, ofrecerle una mejor vida a los nuestros y a nosotros mismos?

Es el amor lo que mantiene unidas todas las piezas de este gran plan de vida, así que no olvidemos que es lo primero que se mete en la maleta, y también es lo primero que se saca y se usa todos los días…

- Karla Aguirre




miércoles, 10 de mayo de 2017

¿Por qué no tengo una madre amorosa?


¡Madre, solo hay una! No importa si cumple con esa imagen idealizada de lo que una madre debe de ser o, por el contrario, si es la causa de todos tus males: no podrás nunca hacer de cuenta que no creciste en sus entrañas, que no emergiste de su ser. Es por ello que por ti, tu salud mental, tu propia felicidad y tu paz interior, debes estar dispuesto, en caso de que sea necesario, a perdonarla.

Las razones por las cuales algunas madres no son la típica mujer amorosa y entregada a sus hijos que aparece en las películas y en poemas sobre el amor materno, pueden ser muy variadas. Algunas de esas razones tienen un origen en verdad doloroso, y van desde conductas aprendidas en su propia infancia hasta embarazos no deseados o que fueron resultado de relaciones no consensuadas. También puede deberse a enfermedades mentales, algunas de ellas nunca diagnosticadas y/o atendidas, violencia intrafamiliar, entre otras causas.

Sin importar cuál sea el caso, lo cierto es que el maltrato proveniente de una madre marcará la vida de su hijo para siempre, determinando su carácter, sus sueños, miedos y la forma en que encarará cada aspecto de la vida. Y es que, un niño que no se sienta amado por su madre, tendrá mayores probabilidades de desarrollar una baja autoestima, problemas para relacionarse con los otros, incapacidad para confiar en las personas, un carácter agresivo, relaciones basadas en la violencia, dependencia emocional y hasta depresión. Sin embargo, aunque se dice que infancia es destino, lo cierto es que está en nosotros comprender el origen de la conducta de nuestra madre, para luego comenzar a sanar nuestras heridas. De ese modo, evitaremos que las cicatrices hagan pústula en nuestra identidad, y nos definan como individuos.

Cómo empezar a perdonar a mamá

Es complicado pedirle a un niño que tome conciencia de algo así y que actúe en consecuencia, sin embargo, como adultos sí tenemos una responsabilidad con nosotros mismos, de no ser víctimas de nuestras circunstancias. Debemos decir ¡basta! y no permitir que lo que nos dañó a nosotros, dañe a alguien más. Es cierto: es más fácil decirlo que hacerlo, sin embargo, no es imposible. Debes saber que el daño que recibiste no es tu culpa: la agresividad proviene de la frustración, y las personas agresivas con frecuencia son incapaces de controlar sus emociones.

Para que la historia no se repita en la relación con tus hijos y superes el dolor de una relación madre-hija dolorosa, es necesario que inicies el camino de reconciliación contigo misma. Para ello, te recomiendo consideres lo siguiente:

Lleva un diario

Esto te ayudará a liberar tus emociones y no quedarte con lo que te lastima.

Busca ayuda

Lo ideal es que busques ayuda profesional, pues la terapia te ayudará a saber cómo sanar las heridas. También puedes buscar lecturas de autoayuda: aunque cada persona es un mundo, estos libros te orientaran para salir del círculo de maltrato.

Háblalo con tu madre

Es muy importante que dejes salir tus emociones, que le digas a ella lo que sientes de su proceder y lo que éste ha provocado en tu vida.

No te encierres

Al contrario, busca actividades que te permitan liberar tu energía y te sirvan para desahogar tus emociones.

Fortalece tu autoestima

Crea frases que te ayuden a tomar conciencia de tu gran valor. Por ejemplo, decirte a ti misma que te amas, que puedes lograr todo lo que te propongas, que mereces respeto.

Trátate con amor

Cuida de ti. No te castigues, te desmoralices, ni permitas que otros lo hagan, sin importar quién sea. Errar no sólo es de humanos: es la forma más efectiva que tenemos para aprender y crecer.

Toma la iniciativa para restablecer el vínculo


Busca a tu madre. Trata de conectarte con ella, de permitirle explicarte por qué actuó como lo hizo. Llévala a otro escenario donde puedan comunicarse.

Busquen hacer cosas juntos(as)

Encuentra puntos de acuerdo, coincidencias en sus intereses, espacios y gustos que les permitan construir nuevas historias juntas.

Escríbele

Puedes escribirle una o muchas cartas: las que sean necesarias para hacerle saber lo que sientes.

Dile que la amas

Muchas veces las personas que nos lastiman son seres muy necesitados de comprensión y amor.

Dile que la perdonas

Pero lo que es mejor: ¡perdónala!


La ilusión de toda mujer, cuando convertirse en madre pasó de ser un anhelo a una realidad, es ser la mejor madre posible. Pero no siempre podemos alcanzar los altos estándares que la sociedad, nuestros familiares, hijos y hasta nosotros mismos nos imponemos. Es normal que en este proceso de criar, educar, amar a nuestros hijos cometamos errores creyendo en el momento es lo mejor que podemos hacer para nuestros hijos y toda la familia.

La maternidad es una labor que nos exige todas las horas, de todos los días de todos los años, desde el momento en que nuestro bebé llega al mundo. Y no termina nunca, ni siquiera cuando los niños crecen, tienen sus propias familias y envejecen. Por ello, debemos ser conscientes del enorme esfuerzo físico y emocional a que nuestras madres están expuestas, sin descanso.

Te invito a que regales tu madre el agradecimiento, si no por el afecto recibido, sí por la vida que te dio: algo que sólo ellas pueden dar. Este don, el de la vida, bien merece que le des una oportunidad más. Es posible que el día de mañana seas tú quien esté en el lugar de ella, esperando la comprensión y perdón de tus hijos, por tus errores. Finalmente, agradezcamos a todas esas mujeres quienes, a sabiendas de que la perfección no existe, y menos cuando de madres se trata, ¡no dejan nunca de intentarlo!


martes, 9 de mayo de 2017

Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida...


Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en Madre.

Dios la ha dotado a mansalva del "instinto maternal" con la finalidad de preservar la especie.

Si no fuera por eso, lo que ella haría al ver a esa criatura minúscula, arrugada y chillona, sería arrojarla a la basura. Pero gracias al "instinto maternal" la mira embobada, la encuentra preciosa y se dispone a cuidarla gratis hasta que cumpla por lo menos 21 años.

Ser madre es considerar que es mucho más noble sonar narices y lavar pañales, que triunfar en una carrera o mantenerse delgada.

Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, tomen leche...

Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias; sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada...

Es llorar cuando ve a los niños contentos y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo.

Es servir de niñera, maestra, chófer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.

Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida y que llora de emoción porque uno se acuerda de ella una vez al año: el Día de la Madre.

Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega hacerse la dormida para no fastidiar.

Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas.

Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan.

Es decir que "son cosas de la edad" cuando la mandan al carrizo.

El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho. Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblemente huérfano.

Por suerte hay una sola Madre. Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces.

- Isabel Allende




♪ ♫ ♩ ♬
Ella es la que siempre te espera
No importa la hora, allí esta tu cena
Y sin pedirte nunca nada a cambio
Ella siempre esta dando, ella siempre esta allí
Y conoce muy bien tus defectos
Y jamas te ha faltado, te ha faltado el respeto
Por el contrario te ha llenado de afecto
Ella por ti daría, ella daría la vida
Ella es, ella es, es única
Ella es, ella es, es única


Presta atención a las señales que te brinda la vida...


Presta atención a las señales. Cuando la vida te brinda un momento como éste, es un pecado no aprovecharlo. La vida te está retando justo ahora y justo aquí. Esa chica te ama, sabes que te quiere. Yo no sé si Nikki lo hizo, pero ella lo hace. Te aviso, ¡no lo jodas!.

– El Lado Bueno de las Cosas (David O. Russell, 2012)





lunes, 8 de mayo de 2017

Búscame cuando ya estés cansada de dar todo y que no te den nada...


Búscame cuando ya estés cansada de dar todo y que no te den nada, cuando ya te canses de amores baratos, cuando extrañes un te quiero, cuando extrañes una caricia, búscame cuando necesites todo y nada a la vez.

 – José Villa



♪ ♫ ♩ ♬
Cuando sientas tristeza que no puedas calmar 
Cuando haya un vacio que no puedas llenar 
Te abrazare, te hare olvidar 
Lo que te hizo sufrir, no vas a caer mientras este junto a mi. 

(chorus) 
Si siente un frio tu corazon 
Sere tu abrigo, tu ilusion 
Hasta ya no respirar, 

Yo te voy a amar, yo te voy a amar. 


domingo, 7 de mayo de 2017

"El matrimonio es la principal causa de divorcio."


Era como si fueran dos barajas de rey y reina que están juntos pero mirando en distintas direcciones.

- José Agustín


Habéis sido felices juntos y habéis tenido una relación muy especial y maravillosa. Sé que ha sido así. Pero las cosas cambian, la gente cambia... es ley de vida. Y el hecho de que estéis tramitando él divorcio no implica que no hayáis compartido épocas geniales.

- Liane Moriarty



El matrimonio es la principal causa de divorcio. 

- Groucho Marx



"Acto jurídico que termina una relación de matrimonio y deja a la pareja en libertad de contraer otro: el divorcio fue hace un año."



En todo matrimonio que ha durado más de una semana existen motivos para el divorcio.  La clave consiste en encontrar siempre motivos para el matrimonio.

- Robert Anderson


Decálogo del divorcio, para que no se convierta en un un evento traumático



A manera de guía para todas aquellas personas que han tenido, por las más diversas causas, divorciarse legalmente, se pueden establecer algunas recomendaciones para que en lugar de un evento traumático con efectos devastadores sobre sus protagonistas, se convierta en una crisis vital que le de solución a muchos problemas o, simplemente, sirva para manejar una situación a la que no se le encuentra otra salida.

01 EL DIVORCIO ES UN APRENDIZAJE

El divorcio no es un fracaso sino una experiencia que lleva a un aprendizaje y, por lo tanto, hay que concentrarse en lograr claridad sobre el por qué (causas) y el para qué (ganancias) del divorcio.

02 EL DIVORCIO ES UN CESE DE COMPROMISOS (ESTABLECIENDO OTROS)

El divorcio debe entenderse, en gran parte de los casos, como la inhabilitación legal de un compromiso asumido en otras circunstancias pero que, en especial si hay hijos, debe llevar a la asunción de otros compromisos que reflejen responsabilidad y madurez.

03 EL DIVORCIO ES BIENESTAR Y TRANQUILIDAD

El divorcio no significa que se debe odiar ni hacer daño a la otra parte por el hecho de no funcionar más el compromiso que se asumió en el pasado, ni aún por causas que puedan hacer pensar en la venganza, porque ella, solo agravará el presente y el futuro de todos los involucrados. El divorcio, luego de entendido y comprendido debe ser fuente de bienestar en el individuo.

04 EL DIVORCIO GENERA CAMBIO DE ROLES

El divorcio no debe plantear una lucha de poder permanente y sin tregua, en especial, utilizando de instrumentos la ascendencia que se tengan sobre los hijos y relacionados con la pareja. Unos divorciados deben proseguir guardando roles de amigos (confianza y respeto), aliados (especialmente cuando hay hijos) o de convivencia ciudadana.

05 EL DIVORCIO DEBE SER UN PROCESO PRIVADO

El divorcio no debe ser la causa del desprestigio continuo y destructivo de la otra parte porque, al final, eso termina también desprestigiando a quien lo hace por haber escogido en forma tan negativa. La claridad de las causas de un divorcio no debe ser el alimento de fuentes de chismes para los relacionados. El divorcio debe terminar por definirse como un evento privado.

06 EL DIVORCIO DEBE PRESERVAR RELACIONES

El divorcio no debe implicar la ruptura directa y abrupta con los familiares, amigos y relacionados de la otra parte, en especial, si estas personas se comportaron en forma adecuada afectiva y socialmente. El divorcio no debe ser fuente de enemigos ni solidaridades automáticas.

07 EL DIVORCIO ES INDEPENDENCIA

El divorcio, socialmente hablando, es una situación importante para la sociedad que recomienda que en casi todos ellos, la conducta sexual de quienes se divorcian, no muestren comportamientos promiscuos por daños importantes a la propia imagen en esta área social. El divorcio no debe ser interpretado por quienes están relacionados como una “liberación” que una parte tuvo sino como un acuerdo mutuo a la validez de un compromiso que no pudo sostenerse en el tiempo a pesar de los esfuerzos realizados por mantener la pareja. El divorcio es la asunción de una independencia que, como tal, tiene que ser respetada por quienes la practican.

08 EL DIVORCIO ES REFLEXIÒN

El divorcio no debe llevar a un nuevo compromiso o matrimonio de inmediato para darle tiempo a que la personalidad se adapte a su nueva situación y se de algún tiempo para reflexionar lo que ha sucedido. No olvidar que si bien el divorcio es un aprendizaje, hay que tomarse un tiempo para conseguir cuál es y asimilarlo, cómo vivir en la nueva situación.

09 EL DIVORCIO ES RESILIENCIA

El divorcio, luego de su entendimiento y comprensión, debe ser fuente de autovaloraciones positivas en cuanto a desempeño en situaciones críticas y, sobre todo, fuente de resiliencia personal, en el cual, éste ha servido para comprobar que se soportan situaciones de alta tensión, se fortalece y, finalmente, se evoluciona como persona.

10 EL DIVORCIO PUEDE GENERAR MEJORES PAREJAS.

El divorcio puede ser un período muy especial y dramático que utilizan muchas parejas para asumir nuevamente un compromiso común sobre bases más sólidas. No deja de ser importante y altamente emocional la cifra de matrimonios efectuados en quienes se han divorciado y se casan con la misma persona. 

- Roberto de Vries.





sábado, 6 de mayo de 2017

Entre vaivenes la vida guarda del ayer sus acontecimientos y biografías...


Entre vaivenes la vida guarda del ayer sus acontecimientos y biografías; del presente va dejando huellas de lo que se va viviendo, con la ilusión puesta en el futuro. 

La vida es un constante reto, vivimos con la cruz que nos echamos a la espalda, aguantamos, o terminamos deprimidos, sometidos o muertos. La realidad es que de lo bueno y de lo malo todo pasa y va quedando, igual son pálidas las flores del olvido. El mundo es una danza gloriosa de almas y de estrellas, aprendemos a reír con llanto y a llorar con carcajadas, lumbre es la ilusión, sombra el desencanto. 

En el rudo vaivén, sin tregua se agitan las ideas, las pasiones y los sueños; floridos son los senderos que guarda la esperanza. Feliz es aquel que consulta oráculos por encima de sus desafíos. Aunque golpee el infortunio siempre habrá un espacio para la sonrisa, aunque duelan las despedidas la vida está llena de bienvenidas, aunque las horas amargas parezcan interminables la fe es bálsamo en la congoja, aunque azote el desengaño no hay mal que dure cien años, aunque la tiranía de los años nos hunda en la soledad, siempre habrá un pájaro cantor acompañándonos. 

En el juego de la vida así pesen más las pérdidas que las ganancias, el hecho de existir ya es una riqueza. La vida depende de las perspectivas con que la analicemos, de las luchas que tengamos que librar, de la manera como la vivamos y de las alegrías con que la disfrutemos. 

La vida termina realmente cuando se acaban los planes, se deja de soñar, se deja de reír, se enfría el ánimo y la esperanza ha quedado sin empleo… Vivimos atando y desatando nudos, deshojando margaritas, descubrimos nuevos caminos, corremos riesgos, echamos abajo los muros de la tiranía, rompemos las reglas, odiamos la esclavitud, entendemos por qué los cóndores prefieren las alturas. Decía mi madre que realmente es libre aquel cuyas raíces quedaron arraigadas en los principios y las tradiciones… 

El hombre vive perturbado por sus pasiones y ambiciones, aleja la quietud, ensombrece su espíritu; su limbo es ya un infierno. Si observara la tranquilidad de Natura se daría cuenta que por profundos que sean los abismos nada turba su quietud, que aunque no se pueda palpar el perfume de una flor todo lo invade, que en el más recóndito paisaje la belleza de la luna recorre el combo cielo-silenciosa- plateando todo a su paso. 

De este universo en el que nos encontramos, nadie nunca ha podido escabullirse, hoy estamos aquí mañana no se sabe dónde, la vida se nos presenta llena de altas y de bajas, estamos rodeados de gente y bendiciones, pero nos aislamos del hogar, de nosotros mismos, de los que nos aman y de todo. Quien tiene un plan no tiene tiempo para enfermarse. "En esta vida más triste que enfermarse, es no ser nadie, para nadie” (Teresa de Calcuta) La paradoja de este momento es que aunque la comunicación llega hasta los más alejados rincones, hemos olvidado compartir gratos momentos en persona y dialogar, hemos olvidado sonreír como también que no somos máquinas. 

Otra paradoja es que en medio de tantas facilidades de estudio, tiene más importancia en los jóvenes de hoy un aparato, un bonche y su pereza, que el deseo de estudiar, asegurarse un futuro y superarse, otra contradicción es que habiendo evolucionado tanto el mundo, todavía gobiernan espantosas, ambiguas y rancias tiranías. Ser libre o ser esclavo, ser leño o humareda, pertenece a la decisión de cada uno. La vida es canto de inenarrable dulzura. De la misma fuente que brotan las alegrías, es colmada igual con nuestras lágrimas. 

La vida no es una batalla sin pausa, debe fluir como el agua de la fuente. Vivir es decidir por donde caminamos, es sonreír agradecido al cielo, es orar cuando queramos, variar es cambiar el trayecto de siempre, es caminar bajo rayos aurorales, meditar es seguir siendo inalterablemente el mismo, es escuchar nuestras voces interiores, es acudir al mejor consejero, al más seguro y fiel amigo, al que de verdad nos quiere, ese que vemos cada día del otro lado del espejo. Somos creación de Dios, cuya voluntad no ha creado nada en vano bajo el sol.

"Hay tantas cosas para gozar en nuestro paso por la vida y es tan corta la permanencia en este mundo, que sufrir es una pérdida de tiempo” (F.Cabral)

-Amanda N. de Victoria amandavictoria2003@yahoo.com
Fuente: elimpulso