jueves, 30 de marzo de 2017

Para besarnos las cicatrices del corazón.


Si usted sufre de locura tanto como yo, lo invito a seguir en este camino de desquiciados apasionados, para besarnos los temores, los errores, y las cicatrices del corazón.

- Torrancek

martes, 28 de marzo de 2017

Por favor, MÍMAME...


Si soy tu bebé, por favor, MÍMAME. Necesito de tu caricia de una manera que tal vez nunca sepas. Tu cariño transmite seguridad y amor.

Si soy tu niño, por favor, MÍAME. Aunque yo me resista. Insiste, demostrando un modo de atender mis necesidades.

Si soy tu adolescente, por favor, MíMAME. No pienses que por estar crecido, no necesito de tus abrazos cariñosos, de una voz tierna. Cuando la vida se hace difícil, el niño que hay en mí te vuelve a necesitar.

Si soy tu amigo, por favor, MÍMAME. Nada como un abrazo afectuoso para saber que yo te importo . Un gesto de cariño cuando estoy deprimido me garantiza que soy querido, y me reafirma que no estoy solo. Tu gesto de consuelo tal vez sea lo único que yo consiga.

Si soy tu pareja , por favor, MÍMAME. Tal vez pienses que tu pasión basta, pero son tus brazos los que detienen mis temores. Necesito de tu toque tierno , para recordar que soy amado apenas porque yo soy yo.

Si soy tu hijo adulto, por favor, MÍMAME. Aunque tenga mi propia familia para abrazar, todavía necesito tus brazos cuando me lastimo.

Si soy tu padre, ya mayor, por favor, MÍMAME. Del mismo modo que me mimaban cuando yo era pequeño y da calor a mi cuerpo cansado con tu proximidad. Mi piel, ahora marcada, necesita ser acariciada.



lunes, 27 de marzo de 2017

Ninguno de nosotros saldrá de aquí con vida, así que por favor deja de tratarte mal...


La madre de mi amigo ha comido de manera saludable toda su vida. Nunca ha consumido alcohol o comida chatarra; hace ejercicio todos los días, era muy ágil, muy activa, llevó todos los suplementos sugeridos por su doctor, nunca salió al sol sin protector solar y cuando lo hizo fue por el período más breve posible; así que prácticamente protegió su salud a lo máximo. Ahora tiene 76 años y tiene cáncer de piel, cáncer de la médula ósea y osteoporosis extrema.

El padre de mi amigo come tocino, mantequilla, grasa y nunca se ejercita; salía al sol y se quemaba todos los veranos (básicamente tomó el enfoque de vivir la vida a su máximo y no como otros sugieren). Él tiene 81 años y los médicos dicen que su salud es la de una persona joven.

Las personas no pueden esconderse de su veneno, está por ahí y las encontrará. Las palabras de la madre de mi amigo fueron estas: ‘si yo hubiera sabido que mi vida iba a terminar de esta manera, hubiese vivido más y disfrutado todo plenamente.

Ninguno de nosotros saldrá de aquí con vida, así que por favor deja de tratarte mal hasta con los pensamientos. Come la comida deliciosa. Camina a la luz del sol. Salta al mar. Di la verdad que llevas en tu corazón como un tesoro escondido. Sé tonto. Sé amable. Sé raro. No hay tiempo para nada más.

- Keanu Reeves

domingo, 26 de marzo de 2017

Hay tiempo todavía, para que las cosas sanen y cambien y crezcan...


"Si estás leyendo esto, si hay aire en tus pulmones en este día de noviembre, entonces todavía hay esperanza para ti. Tu historia continúa. Y hay algunas cosas que son verdad para todos nosotros: tal vez todos sentimos dolor. Tal vez todos hemos sentido miedo, y grandes pérdidas, y preguntas. Y tal vez merecemos ser honestos, merecemos cualquier tipo de ayuda que necesitemos. Nuestras historias son tantas cosas distintas: Son pesadas, y son ligeras. Son hermosas, y son complicadas. Son esperanzadoras, y son inciertas. Pero nuestras historias aún no están terminadas... Hay tiempo todavía, para que las cosas sanen y cambien y crezcan. Queda tiempo todavía para ser sorprendidos. Todavía continuamos, tú y yo. Somos historias que continúan..."

— Jamie Tworkowski

sábado, 25 de marzo de 2017

El corazón no deja de latir cuando alguien se va...


El corazón no deja de latir cuando alguien se va, sigue su ritmo, no se paraliza ante un adiós, no muere ante una desilusión, al contrario, late con más fuerza, sigue palpitando que la vida sigue, que no podemos detenernos por alguien, que un adiós no es el final.

- M. Sierra





Las personas que se van de nuestra vida físicamente, nos acompañan de muchas maneras


Es menester de la humanidad enfrentar y lidiar con las pérdidas, nada es eterno, más que la vida misma en su esencia, por lo tanto nos corresponde ir y venir infinidades de veces, progresar, aprender, amar y estudiar en la vida y en sus maravillas. Lo mismo ocurre con cada ser de este planeta, las personas que amamos se marchan físicamente, dejan de estar, no podemos verlos ni escucharlos…o quizás si…podemos si elevamos nuestros sentidos, llegar a percibir su hermosa compañía.

El fallecimiento del cuerpo humano es idéntico a lo que sucede cuando una mariposa emerge de su capullo. Elisabeth Kübler-Ross

Muchas veces ocurren cosas que jamás logramos entender, o al menos a corto plazo, sucesos que podemos ver como fenoménicos o lo que se llama hoy día paranormal, sin embargo, si abrimos nuestra mente y dejamos nuestros temores y prejuicios a un lado, nos daremos cuenta que nada es anti natural, que existe una conexión eterna con aquellas personas que amamos y que de alguna manera siempre sentimos que nos acompañan, que nos intuyen, que nos inspiran y hasta muchas veces nos influencian de tal manera que es como si recibiéramos el consejo directo, de la misma manera que nos lo darían estando vivos.

Las personas que forman parte de nuestra vida siempre permanecen en ella, porque el espíritu es libre de estar donde ama, más allá de las distancias, de las fronteras o de los pensamientos, siempre vuelve al sitio donde amó y fue amado, no en sufrimiento, no es represión o atadura, sino en lo más sutil y sublime del amor universal y en la plena armonía que une a cada ser humano.

Existe gente esperando por ti que fallecieron antes que tú, quienes te quieren y aprecian bastante. Elisabeth Kübler-Ross

No importa que creencia, credo, religión o práctica compartimos en la vida, todos alguna vez hemos presentido ese más allá que nos embarga, esa sensación de que no todo termina allí y ese sentimiento de acompañamiento, en los peores y mejores momentos de nuestra vida, esa persona llega a nuestra mente, ese recuerdo claro o difuso, esas palabras que nos quedaron grabadas en el alma, esa sensación, ese olor, esas maneras que acompañaban a esa persona. De alguna manera sentimos que está con nosotros y que puede guiarnos…

¿Y por qué no?…sería injusto pensar que una vez que nos marchamos de este plano, abandonamos y dejamos atrás todo aquello que amamos y a quienes nos amaron, por el contrario, el vínculo que se forja en este terrón, se mantiene eternamente, las afinidades, las conexiones, las relaciones virtuosas o no, siempre formarán parte de nuestra alma, cada persona, para bien o para mal, se hace parte de nosotros, de allí la imperiosa necesidad de amar  e ir desplazando cada vez más de nuestra vida, el resentimiento, los odios, los prejuicios y las acciones que afectan a los demás.

La experiencia de morir es casi idéntica a la experiencia del nacimiento. Es el nacer a una forma diferente de existencia la cual puede ser probada de forma muy simple. Por miles de años te hicieron creer en las cosas del más allá. Pero para mí, ya no se trata de creer sino de saber. Elisabeth Kübler-Ross

Cada pensamiento de nuestra vida tiene una consecuencia, más aún cada acción, lo mismo ocurre con los pensamientos de todos en el mundo, que se van conectando y atrayendo en su misma frecuencia. Lo mismo ocurre con quienes ya no están y atraemos con nuestro pensamiento, con una sonrisa o con una lágrima.

Abre tus percepciones y alerta tus sentidos, deslastrate de los temores y percibe la compañía de los seres que amaste y te amaron y que influencian tu vida día a día, siempre estarán, acompañándote de muchas maneras, de allí, el vínculo eterno del amor verdadero.

Por Paradigma Terrestre 
Fuente: rincondeltibet

viernes, 24 de marzo de 2017

Y… ¿qué hacer frente a la existencia de la otra?


Cuando descubrimos que efectivamente nuestro amado tiene una amante, o nuestro novio juega a dos puntas. ¿Qué harías tú  en ese caso? ¿Te ha pasado?

El sufrimiento que el impacto de tamaña verdad da sobre nuestro corazón nos ensordece, y enceguece tanto que muchas de nosotras amén de seguir de pie, buscan vengarse de la “usurpadora”.

Nos enrolamos en la caza de esa que “ha robado lo nuestro”, que ha “violado nuestra intimidad” y la perseguimos.

Llamadas a su celular a cualquier hora sin decir nada, o mensajes de textos vacíos, la seguimos para verla, queremos saber cómo es, que dice, que piensa; que tan diferente es… nos metemos en su correo, jugamos a hacernos “su amiga”  en las redes sociales; actuamos con cinismo, y nos sentimos orgullosas de eso.


Y todo, ¿para qué? ¿Cuál es nuestra ganancia? ¿Qué obtenemos por pensar que “la segundona” es la culpable? ¿Culpable de qué? De meterse con lo que no es de ella; de fijarse en un hombre casado o con novia; de seducir a un hombre prohibido. Stop. Haz un alto. Ella no es culpable de nada. O a lo sumo si nos ponemos muy exquisitos en todo caso es responsable de romper códigos morales o de no tener una ética o valores que coincidan con los esperados por una sociedad. Pero ella no tiene nada que cuidar.

Él es el culpable, no la amante.

El vínculo violado era tuyo y de tu hombre. Tu hombre era el responsable de cuidar esa unión. Él es responsable de lo que sucedió con el acuerdo de amor que tenían. Él rompió una promesa y desató el derecho al reclamo.

Inculpar a una persona ajena, sólo te hace evadir tu enojo a una dirección incorrecta; si ella hubiera intentado seducir a tu amado y él hubiera dicho NO; no estaríamos hablando de esto.

No te dejes engañar por segunda vez, creyendo que “la carne es débil,” que “no pudo hacer otra cosa,”  que “él no quería pero ella insistía”. Aún si ella insistió mil veces, él acepto. Cada quién atiende su juego, ¿entiendes?, y tu responsabilidad es no evadir el problema.

Vengarte de una mujer que ha posado sus ojos sobre el amor de tu vida, no purga la reacción de él. Sólo la ampara. Y no te deja comprender el panorama.

Hay hombres que engañan porque en su cultura personal existe esa posibilidad para ellos, pero engañar no implica sólo a las mujeres, no son fieles en general.  Hace muchos años conocí a un hombre del cual me enamoré, que me engañó en infinidades de veces; a fuerza de pretender vengarme de él, me quedé a su lado, sufriendo una tras otras su infidelidades; jamás acusé a las amantes de “oportunistas, abusivas, o poco mujeres”; ellas también al igual que yo, habían caído en las redes de su seducción; y el comprender que él era “el responsable de la situación” me permitió comprender que no se trataba de mi cuerpo, de mi edad, de mis gustos, sino de él. No creía en nada. Era un infiel.

Por eso aunque te duela reconocerlo, tu energía mal canalizada no logrará reponerte de la caída. Ella no es la culpable de nada. Es la detonante de algo que pasa en la relación. Del deterioro, del poco compromiso de los miembros, de las carencias, o miserias de cada quién.

-Chuchi González.
Coach Motivacional. [ Blog personal ]

jueves, 23 de marzo de 2017

Si tienes un sueño debes protegerlo


Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Si tienes un sueño debes protegerlo. Si alguien no puede hacer algo te dirá que tú tampoco puedes. Si quieres algo ve tras ello. Punto.

¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos.

- The Pursuit of Happyness.






miércoles, 22 de marzo de 2017

Para el trasero y ve a luchar por lo que te mereces en la vida.

 

Esta filosofía de la vida no es nada extraordinario, no es que yo esté descubriendo el hilo negro, es mi visión, con la premisa de, como yo veo la vida supongo que alguien más la verá, porque no soy alguien extraordinario. Si a mi me sirve, a alguien le va a servir.

Yo creo que tenemos un exceso de "pensamiento mágico-pendejo". La verdad es que creemos que todo tiene qué ser positivo: "Pide y se te dará". Nos venden esta filosofía, "tú decreta y llegará". Y hay cosas que no son ciertas. No es cierto. No pasa. Hay cosas que no se pueden. Querer no es siempre poder. Y a pesar de eso tú tienes qué salir a vivir lo que tienes qué vivir.

Una de las cosas más difíciles que tuve qué enseñarle a mis alumnos en el CEA es la diferencia entre pasión y talento: 

—¡Es que yo amo cantar!
— Pues no puedes cantar.
—Pero es que lo amo.
—Pero no tienes el registro y la voz.
—Pero yo amo...
—Pues si, pero tu garganta sólo da de aquí para acá.
—Pero amo la ópera.
—Pues cómprate unos CD's, porque no vas a poder cantarla nunca. 

No se puede. Por mucho que ames las cosas. Lo que voy en contra del "pide y se te dará" es que: tú pides y pides y te deprimes y te frustras. Entonces "Dios", entonces "La vida"... Es que no es como tú quieras. Es cómo las cosas se dan. 

Tenemos una gran injerencia en las cosas, por supuesto: Si haces las cosas bien, pues te irá, más o menos, bien. Pero hay gente que le va muy bien y le da cáncer. Hay gente que fuma toda la vida y no le pasa nada y hay gente que no fuma y le da cáncer. La vida es difícil, la vida es injusta, la vida no es fácil. No nada más para nosotros, para el mundo entero.

Yo hablo de la parte positiva de la vida que es real: estás aquí, tienes una sola vida, te vas a morir. ¿Hay pedos? Si ¿Hay problemas? También ¿Es injusto? Pues sí, pero te vas a morir. 

CHÍNGALE. Trabaja, éntrale, enamórate, cáete, levántate, ve a la playa, disfruta lo que tienes por disfrutar, trabaja en lo que tienes qué trabajar y ya. Deja de decretar, deja de pedir. Para el trasero y ve a luchar por lo que te mereces en la vida.

Ámate, cónocete. 

Tienes que conocerte, saber quién eres, de dónde vienes, quiénes fueron tus papás, por qué quieres lo que quieres, por qué te gusta lo que te gusta, por qué vives como vives. Hay gente que vive sin preguntarse nada. Se casa porque se casa, trabaja porque trabaja, tiene hijos porque es "lo que le sigue", nunca se pregunta: ¿Me gusta mi trabajo? ¿Quiero tener hijos? ¿Estoy feliz en mi matrimonio? ¿Realmente quiero hacer esto en la vida? Pregúntate, conócete. Y de ahí vas a poder tomar decisiones para cambiar y hacer lo que tengas qué hacer.

-Odin Dupeyron






Hazlo. Comete errores...

 

Hazlo. Comete errores. Vuelve a intentarlo. Falla. Manda todo a la mierda y empieza otra vez si es necesario. En serio, no pasa nada.

Tienes el poder para decir, así no es como va a terminar mi historia.

♪ ♫ ♩ ♬
Lo que te propones tu lo puedes tener 
no te caiga levántate 
es que en la vida solo hay que tener fe. (BIS) 


martes, 21 de marzo de 2017

Antes de irme te dejo un sueño bajo la almohada...


Antes de irme te dejo un sueño bajo la almohada, un te quiero en cada mano, una caricia en la ducha mientras te bañas, un suspiro para tus noches, una sonrisa para cuando despiertes, unos besos regados en la cama… 

Antes de irme te dejo este amor, este amor mío, que es tan tuyo.. para cuando me extrañes recurras a esos lugares y ahí me encuentres. para cuando la nostalgia te invada en ellos ¡me abraces!.. 

- Alessandro Gresely

lunes, 20 de marzo de 2017

10 de las cosas que ocurren siempre cuando te vas a vivir a otro país...


10 de las cosas que según Kimberlynn, ocurren siempre cuando te vas a vivir a otro país, sin importar por cuánto tiempo.

1. Mejoras tu nivel en el nuevo idioma constantemente, pero empeoras en otro.

Aprendes constantemente el nuevo idioma pero desaprendes otro. No soy especialista en lo que al funcionamiento del cerebro se refiere pero tengo el presentimiento de que mi cerebro le "cierra las puertas" a algunas palabras en mi idioma nativo para que yo pueda buscar su análogo en el idioma que estoy aprendiendo. Eso está muy bien, lo malo viene cuando yo en realidad quiero decir esa palabra en mi idioma nativo. Una cosa es sentirse un poco avergonzado de no saber una palabra en el idioma que aún estás aprendiendo, pero todo llega a otro nivel cuando estás hablandole a tu familia o amigos de toda la vida pero no puedes encontrar la palabra en español para decir lo que quieres. Y no es que quiera darme un poco de brillo o alardear con disimulo al hacer como que no recuerdo una palabra en mi idioma nativo, para mostrar que sé otro idioma: No. En realidad siento humillación al buscar deseperadamente la palabra que quiero decir antes de pronunciar el incomodo ¿como es que se dice eso en español?.

2. Tu vida va en tu maleta y tu maleta viaja mucho.

Por alguna razón yo pensaba que las maletas quedarían olvidadadas y cubiertas de polvo luego de un buen viaje; incluso llegúe a preguntarme "¿qué voy a hacer con todas esas maletas ahora que ya estoy de regreso?" y bueno, ahora la respuesta es clara: seguir usándolas. Mis maletas siempre están presentes en mi dormitorio, a un lado o sobre la cama en preparación para viajes de negocios, vacaciónes y lo que pueda resultar. Sé de memoria cuánto peso en el equipaje acepta cada aerolinea para cada tipo de vuelo y conozco mejor cómo hacer que quepan más cosas en la maleta que el himno nacional. .Si de desempacar las maletas y vaciar los bolsillos para pasar el control de seguridad de los aeropuertos fuera un deporte olimpico, creo que tendría una medalla de oro.

3. No es que estés de viaje, esa es tu vida.

Has vivido en el extranjero cinco años, luego vienes y visitas a tus seres queridos y tus amigos, y viene la pregunta usual “¿y que tal tu viaje?. A veces siento ganas de gritar “¡No estoy de viaje! ¡Yo vivo allá!”, pero no valdría la pena, no lo entenderían de todas formas.

Por eso siempre respondo a esa pregunta con un educado "Han pasado tantas cosas estos años, si quieres podemos encontrarnos, comer algo y te cuento las cosas que más me han impresionado"

4. Siempre pensarás cuánto vale todo en la otra moneda.

Podrás haber vivido en otro país por diez años pero aún así vas a saber a cuánto equivale qué en el cambio de la moneda de tu país. Entrarás a las tiendas de tu país y a las equivalentes del país donde vives y comparar los precios. Ahora ya es parte de ti y nunca podrás deshacerte de eso por más que lo quieras.

5. La linea que divide lo “normal“ y lo ”extraño" se habrá puesto un poco confusa.

Aunque muchos piensen que el mundo de hoy es un MacDonalds global, eso no es así, y cada cultura, incluso la de los países vecinos tiene diferentes conceptos de lo que es normal y lo que no. Hay lugares donde es normal que los jovenes se besen en la calle, y hay otros donde no lo es; hay lugares donde fumar marihuana es algo común y otros donde es un delito.

Yo me fui de Estados Unidos cuando tenía 23 años y entonces pensaba que era incorrecto que alguien se metiera los dedos en la nariz en la calle; en ese entonces también usaba siempre montadientes despues de almorzar. Y donde vivo ahora todo es al contrario: si así lo quisiera podría limpiarme la nariz con los dedos en la calle, pero no es normal usar montadientes en un lugar publico.

Lo bueno de todo esto es que el entender que el mundo está lleno de diferencias te hace realmente libre.

6. El tiempo se usa de forma diferente en cada país.

En Estados Unidos no podrías invitar a alguien a tomar un café ahora mismo, allá la gente vive de acuerdo a una agenda y se molestan mucho cada vez que deben esperar más de cinco minutos. Ahora imagínate que donde vivo ahora llegar 30 minutos tarde es algo normal, y al principio eso no me gustaba para nada. Es como si todos tuvieran una capa de pegante encima, todo pasa muy lento y es dificil hacer varias cosas en un día.

Pero luego te acostumbras y te adaptas, aunque te sorprende aún cómo algunas personas dependen mucho del tiempo y otros ni piensan en él.

7. La palabra "rutina" sale de tu vocabulario.

Sin importar como haya resultado tu vida en el lugar donde vives ahora, si salió como lo planeabas o no, nunca estarás aburrido o sentirás que vives lo mismo una y otra vez. Siempre habrá algo, bueno o malo, que no te permitirá vivir una rutina.

Un día tuve que pasar horas sólo para pagar dos facturas. Así mismo no podría asegurar que mañana tendré agua y electricidad en casa, ¡es algo tan impredescible! Por eso siempre tengo un plan B por si algo ocurre y el día de trabajo no se da.

En pocas palabras, lo inesperado cuando vives fuera de tu país ocurrirá 10 veces más seguido que si vivieses en tu patria.

8. Vas a perderlo todo, pero no será tan importante.

Este es el principal argumento contra la emigración, y se refuerza con un "No necesitas hacerlo y sobrarás en la sociedad". Y eso no es más que la pura verdad, pero permíteme contarte un secreto: si la cuestión es sobrar, también podrías hacerlo en casa.

En realidad las personas temen mudarse a cualquier parte por miedo a llegar a "no ser nadie" o porque temen perder el trabajo al que están acostumbrados o el circulo social de siempre; pero te puedo decir algo, al mudarte de país vas a perderlo todo (excepto el portatil y la ropa que quepa en la maleta): los lugares donde te gustaba pasear, las tardes con tu familia, tus tiendas favoritas y los productos favoritos ( menos que sea Coca-Cola). También echarás de menos los olores, los colores, el clima y los sabores.

Por otro lado, eso no te molestará mucho. Vas a tener la posiblidad, al menos por algún tiempo (por lo general un par de años) de no pensar en tu estatus social o a lo que estabas acostumbrado en casa. El mundo nuevo al que llegaste te tragará entero y entenderás que el éxito material no lo es todo. Hasta que no vivas en otro país ni te pasará por la mente que todo lo que en realidad vale la pena llevar consigo cabe en un par de maletas, y después ni te acordarás de los objetos que creías tan importantes.

9. Te parecerá que TODO es posible.

Ahora sabes con certeza que meter todo en una maleta e irte para cualquier parte es posible en un sólo día. ¿Empezar todo de cero? Ahora ese pensamiento no solo me inspira sino que me consuela. Sé que siempre es posible comenzar (lo que sea) de nuevo

10. Todo cambiará.

Al principio te sentirás humillado: tendrás que pedir ayuda a personas (por lo general desconocidas) para las cosas más sencillas. Cada dia parecerá tan dificil e inusual que a veces hasta sentirás miedo. Pero pasará el tiempo y te sentirás mejor, como pez en el agua y en tu corazón la sensación de incomodidad cambiará por la certeza de que puedes mucho más de lo que pensabas.

"Si tienes el valor de dejar atrás todo lo que te protege y te consuela, lo cual puede ser cualquier cosa como tu casa o viejos rencores, y embarcarte en tun viaje en búsqueda de la verdad, ya sea hacia lo interior o lo exterior, y si estás dispuesto a que todo lo que te pase en ese viaje te ilumine, y si aceptas como tu maestro a todo el que te encuentres en el camino, y si estás preparado sobre todo a afrontar y a perdonar algunas de las realidades muy duras de ti mismo, entonces la verdad no te será negada".

- Elizabeth Gillbert.





domingo, 19 de marzo de 2017

Hay tantas cosas que quisiera decirte...


“Tenía ganas de decirle que le he pensado mucho, que su ausencia ha servido para añorarle de una forma distinta. Quería decirle que no han sido buenos días, que la debilidad me ha atacado en forma de lagrimas. Quería decirle que me parece que la tristeza inunda páginas de mis textos. Quería decirle tantas cosas… pero no le he dicho nada, como muchas veces, mis confesiones se han hecho nudos en mi garganta.”

-Palabras al viento.



Lo que envejece el corazón...


"Nada envejece tanto el corazón como un anhelo que no se cumple; nada quita tanta vida al alma como un sueño que nunca se alcanza..."

-Josè A. D'Gracia Hils 

sábado, 18 de marzo de 2017

Las personas hogar huelen a amor


‘Imagina la vida como si fuera un pilla-pilla
contra los rivales del otro equipo del colegio.
Pues ella… es casa’.
Elvira Sastre. 

Entre todos los rincones del mundo, siempre hay unos favoritos. No importa cuánto te muevas, cuánto viajes o dónde estés, nunca es mal momento para regresar. Sabes bien cuáles son: ‘tus personas hogar’.

Las personas hogar huelen a amor y aceptación incondicional. Huelen a cariño, a abrazos largos donde se te cierran los ojos y se esboza una sonrisa. Estas personas huelen a amistad, amor y familia elegida. Huelen a ‘estoy a tu lado así tengamos que apretar los dientes’ y confían en ti incluso cuando tú mismo has dejado de hacerlo. Son aquellas personas que no te evitan el vértigo ni la caída, sino que te ofrecen las palabras exactas que solo puede regalarte alguien que se cosió las heridas a aprendizajes. 

Ellas reparan con tanta delicadeza que eso de que ‘el tiempo todo lo cura’ carece de sentido cuando has probado a dejarte soplar sobre las heridas por estas personas. Las personas hogar están siempre dos pasitos detrás de ti por si te caes, para sacudirte el polvo de las rodillas con amor y comprensión.

Las puedes encontrar en lugares donde lo especial y lo sencillo se encuentran y dan la mano: son ese tipo de personas que enriquecen tu vida en pequeñas dosis y hacen deliciosa cualquier situación en la que ellas estén presente.

“Las personas hogar dejan a su paso la esencia de momentos irremplazables”.

Las personas hogar nos dan ese impulso que necesitamos para hacer las cosas que nos dan miedo. Son el paracaídas perfecto que nos regala confianza en nosotros mismos y se convierten en la dosis exacta de valentía necesaria para saltar con la confianza de saberse protegido en la caída.

Estas personas desprenden ese olor tan particular que habita en las pequeñas cosas: huelen a libro nuevo, a taza de té caliente, a café recién hecho y a tierra mojada. Huelen a viernes, a una puesta de sol en verano y a tarde de manta y peli. Dejan a su paso la esencia de momentos irremplazables: huelen a tu canción favorita cantada en el coche a pleno pulmón, a sábanas limpias y a manta en invierno. También huelen a respeto y a un gesto oportuno a tiempo; son expertas en escuchar los silencios y adivinar qué ocurre en tu interior con tan solo mirarte. Te conocen al detalle y, a pesar de todo y sobre todo, siguen a tu lado. Son la sinceridad y la transparencia en persona. Por eso, una persona hogar es el mejor espejo donde mirarse cada día: siempre refleja la versión más real y auténtica de ti. La más bonita. Son la luz al final del túnel, el apoyo durante el camino y el hombro en el que depositar tus lágrimas.

“La distancia no se mide en los kilómetros que te sobran, sino en los abrazos que te faltan”.

Huelen a brújula, a Norte… No necesitas migas de pan para encontrar el camino de vuelta a ellas y tienen las coordenadas de tus momentos importantes. Huelen a paciencia, bondad y generosidad. No piden nada pero te lo dan todo. Porque las personas hogar son la estancia más segura donde habita la suma de las pequeñas cosas más grandes de tu vida.

Ya lo dijo Forrest Gump: ‘La vida es como una caja de bombones: nunca sabes cuál te va a tocar’. Y las personas hogar son esos pocos bombones de la caja de tu vida que saben a certeza. 

“Lo esencial es indefinible."

¿Cómo definir el color amarillo, el amor, la patria, el sabor a café?
¿Cómo definir a una persona que queremos?
No se puede.”
J.L. Borges.

No hacen falta muchas palabras para describir a una persona hogar, sin embargo, a veces es necesario recordar de dónde venimos… y quiénes nos acompañan. Por eso nunca es tarde para decirle a una ‘persona hogar’ lo que significa para ti y agradecer el aroma que deja en tu vida la estela de su presencia. Porque, estés donde estés, siempre puedes regresar a tu hogar; porque la distancia no se mide en los kilómetros que te sobran, sino en los abrazos que te faltan; porque, pase lo que pase, siempre habrá un hilo invisible que nos una a esas personas tan especiales; porque, en esencia, una persona hogar tiene la copia de la llave de tu ‘casa’… y de tu corazón.

Cierra los ojos…
¿Las hueles?

Escrito por @Nekane_Gonzalez de Reparando Alas Rotas

El sabio no lucha contra los obstáculos

Galicia - Camino de Santiago.
Experimentarás tus pruebas y postergaciones más difíciles mientras eres todavía nuevo en tu poder de comprensión de estos principios.  Al comienzo, aparecen como obstáculos gigantes en tu camino. Es un período para deshacerte de tus viejos patrones de pensamientos. Puedes decidir si vas a persistir en la integración de esta nueva comprensión, o si vas a volver a la fuerza gravitacional de los patrones de tu pasado. Será una prueba. El sabio no lucha contra los obstáculos. Sólo bendice el obstáculo y sigue moviéndote hacia lo que estás buscando. Con el tiempo, mientras el sendero se vuelve más directo, comenzarás a reconocer un obstáculo antes de pelearlo y aprenderás la maestría para maniobrar a través de la vida. Con el tiempo, utilizarás tus obstáculos como escalones. 

-Mary Manim Morrissey


viernes, 17 de marzo de 2017

Sentir todo eso que hace que tu cabeza duela y tu corazón ansíe algo.


Es increíble cómo una persona puede hacer que sientas distintas emociones. Un día, estás en la cima del mundo, con una sonrisa en la cara y una calidez en el corazón que te hacen creer que van a pasar cosas geniales. Y luego, en un segundo, todo eso puede cambiar. Y no sabes qué sentir. Estás abandonado con un desastre que sólo una persona puede arreglar. Es caótico. Loco. Salvaje. Pero no puedes dejar de quererlo, porque todo lo malo, sentir todo eso que hace que tu cabeza duela y tu corazón ansíe algo... es mejor que no sentir nada.

Todos somos culpables de eso. Querer lo que no puedes tener. Arriesgarte con algunas personas. Jugar con fuego. Caer en una trampa y esperar quedarte ahí clavado. Lo haces porque esperas que la persona por la que haces esas cosas se dé cuenta algún día, e incluso te ayude a salir de esa trampa o a apaciguar el fuego, o que paren de correr hasta que no haya nada más que perseguir. Todos hacen eso. Y es una locura porque si te fijas lo suficiente, te darías cuenta de que un 92% de esas personas no son amantes de las emociones fuertes o temerarios. No son racionales o decididos, o incluso valientes. Sólo son personas enamoradas. Porque el amor es culpable de eso también, ¿sabes? Volviéndote demente y esas cosas.

~ Desconozco el autor 


jueves, 16 de marzo de 2017

Es mi dama, oh, es mi amor, ojalá ella lo supiera.


– ¿Qué luz asoma a esa ventana? Es el oriente, el sol de mi Julieta. Amanece pues, sol, y a la envidiosa luna mata, que ahora triste y acongojada palidece, al contemplar que tú, su doncella, la aventajas. Es mi dama, oh, es mi amor, ojalá ella lo supiera. Semblante que a las estrellas eclipsara, cual eclipsa una lámpara a la aurora… Sus ojos desde el cielo brillarían con tanta luz en la región etérea que las aves, negando que era noche, con su cantar el aire alegrarían. Ved, reposa en la mano su  mejilla… ¡Oh, si yo el guante fuese de esa mano, si su mejilla así besar pudiera…!

– ¿Quién eres tú que entre nocturnas sombras sorprendes de este modo mis secretos?

– A decirte quién soy no me aventuro. Mi nombre, santa mía, me es odioso porque es un enemigo de esta casa. ¡Si lo hubiera yo escrito, lo rasgara!

– Hay para mí más peligro en tus ojos que en afrontar veinte espadas desnudas. Concédeme tan sólo una dulce mirada, y eso me basta para desafiar el furor de todos.

- Frases “Shakespeare enamorado”






miércoles, 15 de marzo de 2017

Dicen que de eso se trata la vida, de "aprender el arte de perder"...


No hay muchas cosas de las que esté seguro, pero estoy seguro de esto: muchos de ustedes, como yo, hemos perdido tantas cosas en esta vida, cosas inimaginables, cosas que jamas pensamos que perderíamos: familia, amigos, posesiones materiales... Y con el tiempo uno aprende que mientras mas vives más cosas pierdes. Irónicamente, una vez que dejamos ir, esas pérdidas se hacen parte de nosotros, una parte que vale mucho por todo lo que nos costó. Dicen que de eso se trata la vida, de "aprender el arte de perder" sin perder la esperanza. Y creo que tienen razón, porque yo me siento vivo, y eso implica que tengo fe de que cosas mejores vendrán para mi y para todos. Tenemos que seguir remando con muchas ganas, porque la vida puede que sea dura, pero todos coincidimos en que es espectacular.

-Desconozco el autor





No te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo...


NO TE RINDAS

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Escritor y poeta uruguayo


martes, 14 de marzo de 2017

Persigue tus aspiraciones y acércalas cada vez más a tu corazón.

 

En ocasiones la senda que escogemos es larga y difícil, pero recuerda: esas sendas son las que siempre conducen hacia los panoramas más bellos.

Inevitablemente aparecen desafíos; tu reacción ante ellos es lo que determina quien eres dentro de tu corazón y todo lo que serás incrementa tus posibilidades de alcanzar la meta emprendiendo la labor en forma gradual.

Todo lo que se te pide es que hagas lo mejor que puedas hacer date cuenta de que eres capaz de llevar a cabo milagros por tu propio esfuerzo.

Recuerda que las oportunidades golpean tu puerta por alguna razón y las oportunidades que te convienen están al alcance de tu mano.

No necesitas ganar todas las veces, pero si necesitas saber que hace falta para ganar. De ti depende encontrar la llave que abre la puerta hacia una vida más cerca de la verdad que te permite sobrevivirlas; y sobrepasarlas.

Cruza tus puentes. Enfrentarte a tus desafíos.

Persigue tus aspiraciones y acércalas cada vez más a tu corazón.

Abandona los "si tan solo" y procede con lo que necesitas hacer para que todo este bien. Persigue todo lo que deseas de la vida, con las bendiciones de todas las personas que te aman y descubre lo que significa realizar tus deseos.

Cuando un deseo se te cumple es lo mas maravilloso que 

te puede ocurrir... no dejes de perseguirlos...

Autor: Collin Mac Carty

Quizás el truco sea entregarse...

 

"Quizás el truco sea entregarse como si nunca fuera a doler. A la vida, al amor, al sexo, a la poesía, incluso entrégate a ti mismo. Como si fueran a prohibirlo todo mañana".




También hay mujeres machistas


Desafortunadamente el machismo no es exclusivo de los hombres. En la cultura latinoamericana está arraigado de tal manera que las propias mujeres tenemos actitudes machistas con nosotras mismas.

Las estructuras han cambiado con el tiempo, pero es sorprenderte ver cómo en la sociedad moderna las mujeres llegamos a tener actitudes y expresiones machistas, sin darnos cuenta del daño que le estamos haciendo a nuestro género.

Aquí te dejamos algunos ejemplos de las expresiones que las mismas mujeres utilizamos. No caigamos en estas actitudes y tratemos de concientizar a otras mujeres para seguir ganando batallas contra el machismo y a favor de la igualdad de género.

“No puedo vivir sin él”
Es verdad que podemos enamorarnos a tal grado que nos sintamos muy mal después de un rompimiento o decepción amorosa, ¿pero de eso a decir que no podemos vivir sin él? ¡Para nada! Nuestras vidas no dependen de ningún hombre.

“Le hace falta un hombre”
No, señoritas. A ninguna mujer le hace falta ningún hombre para nada en esta vida. Decir y pensar esto es subestimar la fortaleza y amor propio de las mujeres.

“Va a casarse y no sabe ni cocinar un huevo”
El ser ama de casa no es el único rol que puede haber para las mujeres en un matrimonio. Calificar a las esposas por sus cualidades domésticas es retrógrada y machista.

“¿Cómo espera que la respeten vistiendo así?”
Juzgar a las demás por su forma de vestir hasta el punto de denigrarlas con calificativos negativos es una de las actitudes machistas más arraigadas en las mujeres. Las mujeres podemos vestirnos como se nos plazca y los hombres deben respetarnos no importando lo que traigamos puesto.

“La maternidad es crucial en la realización de una mujer”
Por supuesto que no. La maternidad es una elección y se debe hacer por convicción. Se debe respetar a las mujeres que deciden no tener hijos.

“Las mujeres no dicen malas palabras”
Las mujeres podemos expresarnos como se nos venga en gana. Las malas palabras no son exclusivas para los hombres.

“Para su ascenso seguro se acostó con el jefe”
Qué feo es pensar esto. Se está subestimando por completo la capacidad de las mujeres de crecer profesionalmente por sus propios méritos intelectuales y laborales.

“Si viste masculina, es lesbiana”
Pensar esto es seguirle la corriente a la idea machista de que si una mujer se aleja del concepto de femineidad es porque no le gustan los hombres.

“Es una cualquiera por vivir libremente su sexualidad”
Todos los seres humanos somos libres de vivir nuestra sexualidad como se nos plazca. No debemos juzgar a las mujeres que así lo deciden. Cada quien en sus cosas.

 “A los hombres hay que saber atenderlos”
Es verdad que es lindo consentir a nuestros amores, pero de ahí a pensar que la mujer tiene que estar al servicio y placer de los hombres es un pensamiento extremadamente machista. Ellos también pueden cocinar, lavar, planchar, cuidar a los hijos y salir a trabajar. Los dos pueden (hombres y mujeres).

“¿No que podías hacerlo todo?”
Este pensamiento pasa sobre todo en las mujeres que son mamás y ven a otras que también tienen hijos pero que trabajan, hacen ejercicio y siguen con su vida social. En lugar de apoyarlas y admirarlas por hacer tantas cosas, se burlan y hasta alegran de lo mal que a veces lo pueden pasar por tantas cosas que tienen que hacer en su día a día.

“Es una robanovios”
A ver, ¡nadie es propiedad de nadie! Si tu novio se fue con otra mujer, eso fue decisión de él. Los hombres no son objetos que pueden ser robados. Cada quien decide con quién quiere estar y punto.

Autora: Odette Herrera

lunes, 13 de marzo de 2017

Y una vez que la tormenta termine, no recordaras como lograste...


Y una vez que la tormenta termine, no recordaras como lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa si es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entro en ella. De eso se trata esta tormenta.

- Haruki Murakami


Esta obsesión de querer dormir contigo...


Irónicamente, la obsesión de querer dormir contigo, es la que hoy no me deja dormir.


♪ ♫ ♩ ♬
Anoche soñé con vos y desperté pensando 
Las cosas que puedo sentir cuando te imagino a mi lado 
Buscando imágenes voy en el laberinto de mi alma 
Y como si fuera real te doy un beso en la madrugada 

domingo, 12 de marzo de 2017

La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos carreteras mas anchas y puntos de vista mas estrechos...



La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios mas altos y temperamentos mas reducidos, carreteras mas anchas y puntos de vista mas estrechos. Gastamos mas pero tenemos menos, compramos mas pero disfrutamos menos. Tenemos casas mas grandes y familias mas chicas, mayores comodidades y menos tiempo. Tenemos mas grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento pero menor capacidad de juicio, mas expertos pero mas problemas, mejor medicina pero menor bienestar.

Bebemos demasiado, fumamos demasiado, despilfarramos demasiado, reimos muy poco, manejamos muy rápido, nos enojamos demasiado, nos desvelamos demasiado, amanecemos cansados, leemos muy poco, vemos demasiado televisión y oramos muy rara vez.

Hemos multiplicado nuestras posesiones pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado, amamos demasiado poco y odiamos muy frecuentemente.

Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir. Añadimos años a nuestras vidas, no vida a nuestros años. Hemos logrado ir y volver de la luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para conocer a un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior. Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores.

Hemos limpiado el aire, pero contaminamos nuestra alma. Conquistamos el átomo, pero no nuestros prejuicios. Escribimos mas pero aprendemos menos. Planeamos mas pero logramos menos. Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar. Producimos computadoras que pueden procesar mayor informacion y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos y menos.

Estos son tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, de hombres de gran talla y cortedad de carácter, de enormes ganancias económicas y relaciones humanas superficiales. Hoy en día hay dos ingresos pero mas divorcios, casas mas lujosas pero hogares rotos. Son tiempos de viajes rápidos, pañales desechables, moral descartable, acostones de una noche, cuerpos obesos, y píldoras que hacen todo, desde alegrar y apaciguar, hasta matar. Son tiempos en que hay mucho en el escaparate y muy poco en la bodega. Tiempos en que la tecnología puede hacerte llegar esta carta, y en que tu puedes elegir compartir estas reflexiones o simplemente borrarlas.

Acuérdate de pasar algún tiempo con tus seres queridos porque ellos no estarán aqui siempre.

Acuérdate de ser amable con quien ahora te admira, porque esa personita crecerá muy pronto y se alejará de ti.

Acuérdate de abrazar a quien tienes cerca porque ese es el único tesoro que puedes dar con el corazón, sin que te cueste ni un centavo.

Acuérdate de decir te amo a tu pareja y a tus seres queridos, pero sobre todo dilo sinceramente. Un beso y un abrazo pueden reparar una herida cuando se dan con toda el alma.

Acuérdate de tomarte de la mano con tu ser querido y atesorar ese momento, porque un día esa persona ya no estará contigo.

Date tiempo para amar y para conversar, y comparte tus mas preciadas ideas.

Y siempre recuerda:

La vida no se mide por el número de veces que tomamos aliento, sino por los extraordinarios momentos que nos lo quitan.

-George Carlin.